miércoles 14/4/21

Mañueco supedita a las UCI abrir bares el lunes

«En este momento la evolución es buena», aseguró ayer el presidente de CyL

El Consejo de Gobierno puede decidir hoy

El interior de los bares y restaurantes está cerrado desde el 22 de enero. JESÚS F. SALVADORES

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha confiado este miércoles en que los datos de pacientes covid en las ucis bajen hasta unas 195 camas, 13 menos que las que había ayer, que permitan reabrir el próximo lunes el interior de la hostería, gimnasios y centros comerciales, que llevan cerrados desde mediados de enero.

En rueda de prensa para analizar los fondos europeos que deben llegar a la Comunidad para reactivar la economía tras la pandemia, ha recordado que el levantamiento de estas medidas extras por la covid están condicionadas a que el número de pacientes con coronavirus en las unidades de críticos estén por debajo del 35 por ciento del total de camas de uci extendidas en la Comunidad, esas 195 camas, 13 menos que las 208 de ayer.

«En este momento la evolución es buena», no sólo en las incidencias acumuladas también en los datos de hospitalización por lo que Mañueco ha confiado en que en la línea de lo anunciado el lunes por el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, el lunes, a partir de las 6 de la mañana cuando cumple el toque de queda, se puedan levantar esas medidas excepcionales, a mayores de las que corresponden al nivel cuatro de alarma, el máximo, en el que está la Comunidad.

El presidente de la Junta ha insistido que se levantarán esas medidas excepcionales, que van más allá del nivel cuatro, cuando se produzca ese descenso en el número de enfermos covid en las ucis, pero «nunca antes del lunes». Si «hoy o mañana se produce» el lunes entrarán en vigor, e incluso podrían aprobarse mañana en el Consejo de Gobierno si se diera el caso de que se alcanza el 35 por ciento, ha explicado Mañueco, ya que aunque no hay un acuerdo formal de Gobierno, esto es publicado en el Bocyl, si se ha tomado la decisión política.

El titular del Ejecutivo ha incidido en esa evolución «favorable y positiva» de la pandemia, aunque ha insistido en que la desescalada se hará con prudencia, «sin prisas», para «evitar recaídas».

El modelo de desescalada que el lunes acordó el Consejo de Gobierno extraordinario de la Comunidad, que se prorrogó dos horas más de lo previsto porque comenzó más tarde por «un despiste» en la hora de inicio del propio Mañueco, según ha explicado hoy, incluye que cada paso que se da se mantiene dos semanas y no hay saltos en la relajación de medidas. Si el lunes se levantan las medidas excepcionales tendrán que pasar dos semanas para por ejemplo que puedan bajar de nivel de riesgo las provincias, que están todas en nivel cuatro, y que para pasar al tres requieren tener los niveles de incidencia adecuados y además que sus ucis no tengan más de un 25 por ciento de pacientes covid. No se podrá pasar del nivel cuatro al dos y entre cada paso deben transcurrir dos semanas.

Mañueco supedita a las UCI abrir bares el lunes