jueves. 29.09.2022

La ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, ha dicho que la decisión del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de paralizar el ensayo clínico de uno de sus prototipos de vacuna contra la covid-19 entra dentro de «la normalidad de la investigación».

Así lo ha señalado Morant a los medios después de reunirse con el ministro de Ciencia y Educación de la República de Croacia, Radovan Fuchs, para firmar una declaración conjunta sobre el proyecto Ifmif-Dones, relacionado con la energía basada en la fusión nuclear.

Ayer se conoció que el prototipo de vacuna contra el Sars-Cov-2 que están desarrollando los investigadores Mariano Esteban y Juan García Arriaza en colaboración con la empresa Biofabri se ha paralizado temporalmente. Este proyecto del Centro Nacional de Biotecnología del CSIC había solicitado un ensayo clínico ante la Agencia Española del Medicamento, una petición que ha sido retirada porque «han cambiado las condiciones para el ensayo, y ya casi no hay población sin vacunar» en España, según el CSIC.

No obstante, la investigación de esta vacuna seguirá en marcha para adaptarla a las nuevas variantes. Esta decisión, ha señalado la ministra, se enmarca dentro de la normalidad de lo que significa la investigación, en la que «uno nunca sabe cuáles van a ser las siguientes fases». «Ahora mismo han decidido reconducir la línea de investigación», ha agregado Morant, quien ha reconocido el trabajo hecho hasta ahora por el equipo científico y ha mostrado su apoyo a esta nueva línea de investigación. Morant ha indicado que cuando se llega a «un punto, seguramente, de inflexión, que es en lo que estamos ahora se toman decisiones alternativas».

«Si fuera fácil habría muchísimas vacunas descubiertas. Ha sido, la verdad, un logro de la humanidad y la ciencia básica que en tan poco tiempo pudiéramos disponer de vacunas y nos hayamos inoculado y hayamos protegido a la población».

Morant resta importancia al freno a una vacuna del CSIC
Comentarios