sábado. 04.02.2023
Más de sesenta médicos participaron en el intento de salvar a los bebés

Mueren las siamesas colombianas al intentar separar sus cráneos

Las pequeñas comparían parte de la masa cerebral, lo que complicó la operación
Sofía y Mariana nacieron el 19 de septiembre unidas por el cráneo
Las dos hermanas siamesas nacidas en Colombia hace cuatro meses unidas por el cráneo fallecieron ayer en un clínica privada de Bogotá en la operación para separarlas, informaron los médicos. Sofía, la primera niña que murió, falleció después de que los médicos interrumpieran una intervención quirúrgica que duró catorce horas y se completó en un 70%, pero que fue suspendida al presentarse complicaciones y bajadas de tensión de las niñas. La pequeña falleció al amanecer por complicaciones pulmonares y hemorragias, precisó un portavoz del centro médico. Mariana, su hermana, murió cuatro horas después por fallas orgánicas múltiples, dijo un portavoz del centro médico. Las hermanas Sofía y Mariana nacieron el 19 de septiembre en el hogar de Delfi Ocampo, de 33 años, empleada de un supermercado, y Julián Rodríguez, residentes en el departamento de Caldas, en el oeste colombiano. Sofía falleció al amanecer por un edema pulmonar y hemorragias, y su hermana Mariana quedó en estado crítico y murió antes del mediodía mientras los médicos hacían esfuerzos para salvarle la vida. Las menores fueron intervenidas en la clínica de Saludcoop, una empresa de prestación de los servicios obligatorios de salud, en la capital colombiana. El médico Óscar Ovalle comunicó a los periodistas que la segunda niña falleció porque «después de una cirugía tan prolongada hubo una falla multisistémica» que comprometió a numerosos órganos, a lo que se sumó la pérdida de sangre durante la intervención. Horas antes, los médicos habían confiado en que la sobreviviente superara la crisis en las siguientes 72 horas. El deceso de las bebés causó dolor entre los más de sesenta facultativos que participaron en la operación, si bien recordaron que en los últimos años se han practicado cerca de cuarenta operaciones similares, de las que casi todas terminaron sin sobrevivientes. «La posibilidad de éxito era muy baja. De 39 cirugías similares que se han intentado en el mundo, sólo en un caso sobrevivieron los dos bebés y en la mitad de los casos sobrevivió una criatura y en el resto ambos murieron», dijo Ovalle. «En la operación se intentó una resección, pero al haber tantos vasos sanguíneos conjuntos en forma profunda, se produjeron pérdidas de sangre, a pesar de que se les reanimó con muchas transfusiones», puntualizó el doctor al explicar lo sucedido.

Mueren las siamesas colombianas al intentar separar sus cráneos
Comentarios