jueves. 02.02.2023
El Tribunal Supremo (TS) ha confirmado una resolución del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) por la que se multa con algo más de 900 euros a un juez de instrucción de Málaga que dictó en 1999 una sentencia en lenguaje cheli, desconsiderada con el condenado y con el fiscal. El juez, entre otras afirmaciones, justificaba la imposición de la pena mínima al ladrón por el cariño que le tenía después de «muchos años arreándole hostias al pobre hombre». Es más, el magistrado, que iba a dictar su última sentencia en Málaga para incorporarse a un nuevo destino en Madrid, señaló que por él absolvería al acusado, pero que no lo hacía porque el fiscal, «que es muy buena gente, pero fiscal, se va a cabrear, y con razón». El CGPJ consideró en junio del 2000 que el comportamiento del entonces titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Málaga, José Manuel Ruiz Fernández, era merecedor de dos faltas por desconsideración. El magistrado, en desacuerdo, recurrió la sanción ante el TS, cuya Sala de lo Contencioso-Administrativo ahora ha desestimado el recurso.

Multan a un juez por usar en una sentencia lenguaje desconsiderado
Comentarios