domingo 24/10/21

Niños y jóvenes enganchados a las pantallas toman más comida basura

El uso excesivo por los niños y jóvenes de los móviles, tabletas y ordenadores en sus ratos de ocio empieza a ser algo más que una mera preocupación para los padres o un obstáculo para sus relaciones sociales en el mundo real. Un estudio pionero publicado por investigadores españoles en la revista Healthcare alerta de que el abuso de estas tecnologías va camino de convertirse en un auténtico factor de riesgo, como el tabaquismo, el alcohol, el colesterol o el sedentarismo en los adultos, pues se vincula a comportamientos que agravan o desencadenan patologías en los menores.

Uno de los primeros hallazgos del Grupo de Evaluación de Determinantes de la Salud y Políticas Sanitarias de la Universidad Internacional de Cataluña (UIC) es que los niños y adolescentes que invierten a diario más de una hora en jugar con pantallas ingieren más comida basura, como dulces o ‘snack’, que el resto de los chicos de su edad.

Los resultados del estudio, realizado a niños de 1 a 14 años, el primero en analizar el vínculo entre dispositivos digitales y alimentación infantil poco saludable, van bastante más allá. Constatan que a medida que aumentan las horas de exposición a las pantallas se incrementa el consumo de dulces, bebidas azucaradas y comida rápida, por lo que «aporta evidencia a la hipótesis de que pasar mucho tiempo delante de la pantalla va asociado a unos hábitos peores de alimentación infantil», concluyen Aurea Cartanya-Hueso y Adrián González, autores de la investigación.

El grupo de edad más problemático es el de los adolescentes de 12 a 14 años. Seis de cada diez pasan más de dos horas todos los días jugando con su móvil o su tableta. El 20,9% de ellos abusa de los refrescos y el 12,2% de la comida rápida. Las peores cifras. Sin embargo, los malos hábitos alimentarios van camino de empeorar en cualquier franja de edad.

Niños y jóvenes enganchados a las pantallas toman más comida basura
Comentarios