viernes 06.12.2019
Tribunales

Una pensión a medias para las viudas de un bígamo

Beatriz Lázaro y María del Pilar Gómez Cárdenas. FERNANDO OTERO
Beatriz Lázaro y María del Pilar Gómez Cárdenas. FERNANDO OTERO

El reconocimiento de la pensión de viudedad a las dos mujeres de un bígamo marroquí que residía en España en una sentencia reciente del Tribunal Supremo abre las puertas a que este derecho sea reconocido con carácter general.

Así lo aseguró ayer en León Pilar Maestre Casas, profesora titular de Derecho Internacional Privado de la Universidad de Salamanca que participó en las XII Jornadas de Mujeres Inmigrantes. Sin Derechos organizadas por la Fundación de Familias Monoparentales Isadora Duncan.

El matrimonio polígamo está penalizado en España, explicó, porque «presupone desigualdad entre mujeres y hombres» y la supeditación de las primeras a los segundos. Sin embargo, la condición de beneficiarias de la pensión de viudedad adquiere unos matices distintos. «No se puede aplicar la excepción de orden público porque perjudica a esas mujeres», añadió. La sentencia, de enero de 2018, cuenta con un voto particular que advierte precisamente de que «estamos abriendo demasiado las puertas».

La profesora señaló que la sentencia no afecta al presupuesto público porque la pensión se divide entre las dos esposas, aunque puede ser suceptible de complementos debido a su escasa cuantía.

Las jornadas de ayer abordaron también el problema de los matrimonios forzados, una realidad que también llega con la emigración y en la que profundizó Beatriz Lázaro, de la Federación de Mujeres Progresistas. Por última se abordó la reagrupación familiar. La profesora de Derecho Internacional Privado de la Uned, Marina Vargas Gómez-Urrutia, destacó que actualmente son las mujeres las que más están reagrupando en España.

Una pensión a medias para las viudas de un bígamo