jueves 19/5/22

La Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas ha denunciado que la Ley de Residuos y Suelos Contaminados para una Economía Circular supondrá un impacto al sector de 2.000 millones de euros, lo que generará una «amenaza» a su competitividad al poner «en desventaja» a las empresas españolas respecto a sus competidoras europeas. Así, reitera su petición de diálogo al Gobierno con quien no comparte la decisión de ir más allá de la normativa europea y le recuerda que las empresas han adaptado sus procesos de producción para hacerlos más sostenibles y respetuosos con el medio ambiente.

Pérdidas de 2.000 millones
Comentarios