domingo 23.02.2020
Medio Ambiente

Premios con mensaje contra la crisis ambiental

El instituto Jane Goodall, el Fondo para la Protección de los Animales Salvajes y Joaquín Gutiérrez, premio BBVA
El Fondo para la Protección de los Animales Salvajes trabaja para la protección del oso. EFE
El Fondo para la Protección de los Animales Salvajes trabaja para la protección del oso. EFE

Sólo implicando a toda la sociedad será posible paliar la grave crisis ambiental y de biodiversidad que está diezmando la vida en el planeta. Este fue uno de los principales mensajes lanzados durante la ceremonia de entrega de los Premios a la Conservación de la Biodiversidad de la Fundación BBVA, celebrada ayer. Los ganadores de la decimocuarta edición son el Fondo para la Protección de los Animales Salvajes (Fapas), por preservar las especies y los ecosistemas cantábricos; el Instituto Jane Goodall, por su labor en la conservación de los chimpancés y sus ecosistemas; y Joaquín Gutiérrez Acha, por la excepcional calidad de sus documentales de naturaleza.

 

Reconocen a los galardonados «el poder inspirador y transformador de actitudes, además de su esfuerzo por la conservación de ecosistemas y especies». El director de la Fundación BBVA, Rafael Pardo, definió la situación actual del planeta como «alarmante». «La expresión ‘sexta gran extinción’—indicó— no es una mera etiqueta mediática sino una evidencia basada en la mejor investigación. Hoy cuando algún líder cuestiona la existencia de una grave crisis ambiental está exponiendo un modo de ver las cosas arcaico e idiosincrático, de espaldas no sólo al conocimiento sino a las percepciones de la gran mayoría de la población». Por este motivo, Pardo aseguró que sería «una excelente noticia» que la próxima Cumbre del Clima de Madrid «concluyera con el compromiso firme, por parte de los dirigentes mundiales, de poner en marcha mecanismos para limitar el calentamiento global por debajo de los dos grados centígrados respecto a los niveles preindustriales».

 

Fapas ganó el Premio a la Conservación de la Biodiversidad en España por «su actividad sostenida y sobre el terreno dedicada a proteger, durante más de tres décadas, especies y ecosistemas cantábricos». «Comenzamos desde la nada, cuando había un mínimo interés por la conservación de la naturaleza», explicó en su discurso de recepción el presidente de la organización, Roberto Hartasánchez.

 

El Instituto Jane Goodall recibió el Premio Mundial por «su gran impacto global en la conservación de la biodiversidad, en particular los chimpancés y sus ecosistemas en Tanzania, con un enfoque pionero que involucra a las comunidades locales».

Premios con mensaje contra la crisis ambiental