lunes. 08.08.2022

Pugna por dos niñas saharauis

La Delegación Saharaui de Castilla y León admite la duplicidad en la acogida de dos casos en León y Valladolid Pide que acojan en León a dos menores sin asignar
                      Niños saharauis a su llegada a Camponaraya esta semana sin incidencias. ANA F. BARREDO
Niños saharauis a su llegada a Camponaraya esta semana sin incidencias. ANA F. BARREDO

Dos niñas del programa Vacaciones en Paz organizado por la delegación saharaui en Castilla y León fueron asignadas por duplicado a cuatro familias, dos de León y dos de Valladolid. Las menores fueron entregadas en el aeropuerto de Villanubla a las familias vallisoletanas y las familias leonesas quedaron sin el acogimiento al negarse su asociación, Asped León, a recoger a otros dos menores que venían sin asignar.

El delegado saharaui en Castilla y León, Mohamed Labat, asumió que se produjo una duplicidad en la asignación de estas menores y aseguró que tanto unas familias como otras cuentan con las autorizaciones en regla de guarda de la Junta de Castilla y León y el visto bueno de las subdelegaciones de León y Valladolid para estar con cualquiera de las dos familias asignadas a cada menor.

Sin embargo, tras más de 24 horas en los hogares vallisoletanos a los que llegaron inicialmente no considera oportuno cambiarlas a los de las familias leonesas. Labat aseguró a este periódico que ha propuesto a la asociación de León la acogida de los dos menores sin asignar, que permanecen bajo su custodia y atendidos por los monitores saharauis. «Estamos esperando su decisión, si no se las entregaremos a otras familias que están dispuestos a acoger a los niños», apuntó Labat.

El presidente en funciones de Asped León, Enrique Bayón, señaló que ha dejado la decisión en manos de las propias familias. A través de otro representante saharaui en Valladolid — «el delegado no se ha puesto en contacto conmigo— ha planteado que las familias vallisoletanas entreguen las niñas a las leonesas o que el delegado nos envíe un escrito asumiendo la responsabilidad sobre estas niñas, como he comunicado a Servicios Sociales y a la Policía». O que al menos una de las familias autorice el cambio.

Familia leonesa
«No entiendo que se haya producido este error, pero tampoco me siento bien si no acojo al niño»

Las familias alegan que desde hace más de un mes conocen el nombre de la menor que iban a acoger y lamentan el error. «No nos han dado ninguna explicación lógica de por qué se ha producido la duplicidad», alega una de las familias vallisoletanas. «No entiendo que se haya producido este error con la experiencia que tienen de tantos años, pero tampoco me siento bien si rechazo al niño», dijo una de las familias leonesas. Algunas familias habían manifestado preferencias por niñas o niños, aunque es norma del programa no aceptar condiciones en cuanto al sexo.

El delegado saharaui asegura que este problema se ha dado en otras ocasiones debido a la gran cantidad de niños y niñas que se movilizan para el programa y que siempre se ha llegado a un acuerdo con las asociaciones y las familias. Se está dañando un proyecto humanitario y solidario», lamentó Labat.

La Junta de Castilla y León, que ha emitido los informes de la guarda a favor de las diferentes familias señaló que se trata de una actuación preceptiva para los visados pero «no vinculante». La Dirección General de Familia de la Junta aseguró que la Junta «no asume ninguna guarda ni tutela» y quien «autoriza el desplazamiento de estos niños es el Estado».

En cuanto a la situación de los menores sin asignar, la Junta está al habla con el delegado saharaui y ha pedido un margen de tiempo para resolver la situación de estos niños y buscar familias».

Mohamed Labat
«Se está dañando un proyecto humanitario y solidario», lamenta el delegado saharaui

Diario de León ha hablado con dos de las familias acogedoras, una de León y otra de Valladolid. Ambas son nuevas en el programa y se aferran a los documentos que firmaron y a que conocían el nombre desde hacía más de un mes. Las asociaciones son las responsables de captar a las familias. En el caso de León, el contrato de acogimiento se ha hecho con Asped y en Valladolid con la Asociación Paz y Esperanza del Sahara (Apes) aunque los niños han sido asignados a través de otra oenegé, de nombre Mano Activa.

La policía vigilará el retorno

La Subdelegación del Gobierno de León confirmó que había emitido informe favorable de visado para tres menores que vienen a través de Asped y nueve para los que están a cargo de la asociación berciana con copias al Ministerio de Asuntos Exteriores, al consulado de Argel y a los solicitantes (las asociaciones). La Brigada de Extranjería tiene que verificar el retorno de los menores al finalizar el programa. Esta gestión se realizó al amparo de la resolución de la Secretaría de Estado de Migraciones que autorizó la residencia temporal por motivos humanitarios de la residencia temporal de los menores y los monitores.

En Castilla y León han sido acogidos 136 menores (con la salvedad de los dos que están pendientes de una familia) para el mes y una semana que durará el programa este año, debido a los retrasos burocráticos en conseguir la autorización para el traslado de los niños y niñas saharauis. Se trata de menores nacidos en 2014 con alguna excepción de 2013..

Pugna por dos niñas saharauis
Comentarios