martes. 05.07.2022
Seroprevalencia

La radiografía del covid desde León

300 familias participan en la última ronda del estudio de seroprevalencia. La radiografía del covid en España se completa estos días con la cuarta ronda de entrevistas y pruebas serológicas que se realizan a más de 68.000 personas en España, de las cuales 300 pertenecen a la provincia leonesa.
La enfermera jefa de Armunia, Cristina Oveja, realiza la extracción de sangre para el estudio serológico nacional a una vecina de Ardoncino. JESÚS F. SALVADORES

Natividad Santos, vecina de Ardoncino, es una de las 300 familias leonesas que aporta su situación epidemiológica y la experiencia en la pandemia a la encuesta de seroprevalencia Ene-Covid que lidera el Instituto de Salud Carlos III. La cuarta oleada de este estudio masivo que radiografía la situación del virus en España se realiza estos días en los centros de salud por personal de enfermería de sus plantillas y EIR (enfermería interna residente), a falta de contratación de personal específico para el trabajo.

En el centro de salud de Armunia, que abarca zona urbana y rural, hay citadas 55 familias de las 300 que se encuestan en la provincia. La enfermera jefa, Cristina Oveja, y la EIR Lorena Santiago suman a su trabajo cotidiano, en plena campaña de la gripe y con las consultas a pacientes en los consultorios y a domicilio, guardias, etcétera.

Lorena Santiago. JESÚS F. SALVADORES

La encuesta empieza con la firma del consentimiento tanto para recoger las respuestas como la donación de sangre para el estudio serológico. Se hacen dos pruebas. Un test rápido de anticuerpos que dará IGG (desarrollo de anticuerpos por haber pasado la enfermedad), IGM (los anticuerpos indican que el virus está activo) o ninguna de las dos, en cuyo caso, la persona es susceptible de contagiarse en cualquier momento. Es el caso de Natividad. Como ella misma declara en la encuesta no ha tenido síntomas, ni se ha hecho ninguna PCR desde el inicio de la pandemia.

Un matrimonio que llega después se lleva la sorpresa de que tienen IGG. Teóricamente, han pasado la enfermedad. «¿Puedo ver a mi nieta?», es la primera pregunta que le asalta a la mujer ante la noticia. «Sí, sí... no se preocupe. Quiere decir que ustedes han pasado la enfermedad». Y no se han enterado. Se estima que el 80% de las personas que contraen el virus son asintomáticas. De ahí la importancia de los rastreos cuando se detecta un positivo. Es la forma de ‘acorralar’ al virus lo más posible.

Después del test rápido se realiza una extracción de sangre, con igual procedimiento que para cualquier analítica, para el estudio serológico en profundidad. En esta cuarta ronda, los tubos con las muestras se trasladan primero al Hospital de León y el Hospital del Bierzo para asegurar su conservación adecuada.La serología se realiza en un laboratorio de Madrid, que en esta ocasión centraliza todas las muestras.

La encuesta abarca también el estado de salud general de las personas que participan, con preguntas específicas referidas a factores de riesgo como el asma o la apnea del sueño. Otra parte versa sobre el estilo de vida de la persona encuestada. Un apartado importante se dedica a los hábitos de protección frente al virus.

Natividad comenta que ha realizado trabajo presencial desde el inicio de la pandemia y cree que uno de los factores que le ha ayudado a soportar los rigores de la pandemia es la vida en un entorno rural. «Doy gracias de vivir en el pueblo y poder tener contacto con la naturaleza, y no tener que estar encerrada en un piso en la ciudad», explica. Su madre, que se encuentra en una residencia. es su principal fuente de preocupación. «Está en Nogarejas y afortunadamente no ha entrado el virus allí», comenta.

Natividad Santos ha querido participar en el estudio —es la ronda a la que es citada— porque «esto es bueno para la sociedad. Además sabes en qué situación te encuentras a nivel individual», añade.

Voluntaria y donante

«Doy gracias de vivir en un pueblo y tener contacto con la naturaleza»

Las enfermeras Cristina Oveja y Lorena Santiago subrayan la colaboración de la población. «Se nota que la sociedad colabora. Entrevistas a familias con niños y saben perfectamente lo que es el coronavirus y motivan a sus familias para que participen», explican. A veces, los pinchazos cuestan un llanto: «Hemos tenido a un niño que animaba a su hermana para que se dejara tomar la extracción de sangre, porque le daba miedo», explican.

Con esta cuarta ronda la foto del estudio reflejará la evolución de la pandemia durante la segunda ola. De las 300 familias que participan la mitad pertenecen a un grupo y la otra mitad a otro.

El estudio analiza la evolución temporal de la pandemia y sus características asociadas. Sus resultados, aparte de hacer la foto del virus, se utilizarán para «plantear las estrategias de control más adecuadas en función de cómo evoluciona la enfermedad», señala el Instituto de Salud Carlos III que realiza el ENE-Covid En las tres primeras rondas han participado el 80% de las personas convocadas.

La radiografía del covid desde León