martes 20/10/20
Restricciones

Sanidad amenaza con medidas más duras si Ayuso no cede en Madrid

La cita entre Illa y Escudero sobre las actuaciones para frenar la pandemia termina sin acuerdo El consejero madrileño rechaza imposiciones y defiende su postura
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, antes de comenzar la rueda de prensa. JUANJO MARTÍN

El Ministro de Sanidad, Salvador Illa, pidió ayer a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que se «deje ayudar y que escuche», tras asegurar que «vamos tarde» en la región, donde hay transmisión comunitaria, incremento de casos y fallecidos, por lo que insistió en que hay que actuar con determinación.

Así lo dijo en la rueda de prensa posterior a la reunión que mantuvo con el consejero madrileño de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, para seguir abordando las medidas de prevención puestas en marcha contra el Covid-19 en la Comunidad de Madrid, tras el enfrentamiento entre el ejecutivo central y regional sobre las restricciones a aplicar.

Una reunión que, según informaron a fuentes del ejecutivo madrileño, terminó sin acuerdo, ya que el central sigue reclamando la puesta en marcha de restricciones de movilidad para áreas con una incidencia acumulada de 500 casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes, lo que incluiría al conjunto de la capital.

Lo que pide Illa

Restringir el consumo en las barras de los bares y reducir a la mitad la ocupación en las terrazas

Además, Illa explicó que habría que restringir el consumo en las barras de los bares y la ocupación de las terrazas de los establecimientos de hostelería al 50 %.

El consejero madrileño de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, defendió la estrategia del Gobierno de la Comunidad de Madrid contra el coronavirus, teniendo en cuenta los datos epidemiológicos así como la capacidad asistencial, y ha rechazado cualquier «imposición» por parte del Gobierno central.

En una rueda de prensa celebrada tras la reunión con el ministerio, el consejero madrileño pidió al Gobierno central una «justificación técnica» del criterio que pretende aplicar en la región madrileña y que éste sea «homogéneo» en toda España.

Por otra parte, el niño fallecido en Euskadi en la semana del 14 al 20 de septiembre que era considerado como el primer menor vasco que murió con covid-19 no tenía en realidad coronavirus, sino que se trataba de un «falso positivo». Eniño dio positivo por covid en la primera prueba que se le practicó, pero que el resultado fue negativo en las siguientes PCR a las que fue sometido, por lo que «se ha confirmado que era un falso positivo».

Sanidad amenaza con medidas más duras si Ayuso no cede en Madrid