viernes 20/5/22
                      Dos menores corren en una colonia de verano. JESÚS F. SALVADORES
Dos menores corren en una colonia de verano. JESÚS F. SALVADORES

Los pediatras españoles han lanzado una seria advertencia a poderes públicos y familias. España, aseguran, tiene posiblemente hoy la adolescencia y juventud más sedentarias de su historia. Un hábito vital muy pernicioso que, recuerdan, es claro factor de riesgo para casi todo tipo de enfermedades graves, especialmente lesiones cardiovasculares y trastornos mentales.

No es un decir. Los datos más recientes recabados por el Ministerio de Sanidad revelan que el 45% de los españoles de 15 a 25 años, prácticamente la mitad, reconoce que no es que tenga poca actividad física sino que no tiene ninguna. No hacen nada. Pasan la vida, confiesan, sentados o tumbados. En la infancia el problema es algo menor, pero ya apunta maneras de cómo puede terminar en pocos años. El 12% de los chicos de 4 a 15 años son sedentarios radicales, con una especial presencia de inactividad absoluta en las niñas, entre quienes llega al 16%. Pero la Asociación Española de Pediatría avisa que aún no se ha visto lo peor. Sus consultas detectan que el sedentarismo se disparó entre los jóvenes durante el confinamiento y que ha seguido en niveles muy altos toda la pandemia, incluso ahora, cuando se percibe cierta normalización de la vida y las relaciones sociales.

Los expertos consideran que el escandaloso porcentaje de sedentarismo juvenil se explica, además de por un proceso acelerado de urbanización de las costumbres, por un ocio completamente estático, vinculado a pantallas de televisión, ordenador o móvil. Han detectado «un gradual y consistente aumento de peso debido al exceso de ganancia energética». Comen demasiado y mal y no queman nada. Save the Children tiene una percepción idéntica. El otoño pasado encuestó a 2.000 padres con chicos menores de edad. El 28,1% admitió que sus hijos tenían sobrepeso. Es medio punto más que antes de la covid, pero, además, el director general de la ONG, Andrés Conde, pronosticó que la cosa irá a peor.

Sedentarismo alarmante en los adolescentes españoles
Comentarios