martes. 29.11.2022

El Ayuntamiento de Sevilla aspira a convertir la ciudad en un remanso de paz con la aprobación de una polémica ordenanza contra la contaminación acústica con la que se trata de poner coto a las quejas por exceso de ruido procedentes de los bares. El texto prevé sanciones desde los 300 hasta los 300.000 euros en función de la gravedad de la infracción, y sólo permite los ruidos en caso de fiestas señaladas, como la Feria de Abril o las romerías. | C. C.

Sevilla aprueba una polémica normativa
Comentarios