sábado 22/1/22
La colosal lucha contra el virus

«Todos hemos sido héroes en la pandemia»

‘San Jorge y el Dragón’, la escultura de Amancio en honor a los sanitarios, se remata hoy en la rotonda del Caule. Más de 50.000 piezas metálicas simbolizan la lucha de la sociedad en la pandemia.
                      DL11P45F4-19-14-05-6.jpg
El montaje de la escultura San Jorge y el Dragón se inició ayer a las 8.30 horas de la mañana con el izado del caballo para sujetarlo en los tres puntos sobre los que se apoya en el pórtico. Luego se soldaron las esferas de los virus y el jinete. Hoy le pondrán la lanza y rematarán la unión del personaje. fernando otero / ramiro / aman

Amancio González corona hoy su escultura más colosal a los pies del Hospital de León, no sólo por el tamaño sino, sobre todo, porque «tiene una carga simbólica añadida, llevamos casi dos años de pandemia y todavía hay muertes».

El artista hace realidad con más de 50.000 pequeñas piezas de metal la leyenda de San Jorge a lomos de un caballo enfrentado a un dragón, cuyos orígenes se remontan a la época medieval. La lucha del bien contra el mal encarnada en toda la sociedad contra el covid-19.

«Todos hemos sido héroes en la pandemia y quiero que todo el mundo se sienta reflejado porque todos estuvimos implicados desde el confinamiento a las profesiones esenciales y con especial trabajo el personal sanitario», afirmó el artista mientras el caballo, de siete metros de longitud de cola a pata y tres toneladas de peso, era soldado ayer por la mañana por los operarios de montaje.

                      DL11P45F2-19-04-30-2.jpg

El animal, con su jinete, se eleva como suspendido en el aire entre el pórtico de ocho metros de altura, tan solo fijado a tres puntos de apoyo y otros dos para que la figura mantenga el difícil equilibrio. Es un desafío a la gravedad que evoca también «la incertidumbre» del tiempo del covid.

El montaje se inició ayer a primera hora de la mañana. El caballo, el jinete y las 15 esferas con pinchos que simbolizan el virus fueron trasladados en sendas camionetas desde el taller del escultor. El pórtico, compuesto por dos rectángulos de metal, ya estaba preparado para recibir las piezas que quedaron ensambladas mediante soldadura. La operación contó el apoyo técnico de dos grúas.

                      DL11P45F5-19-14-31-3.jpg

Una de las maniobras más difíciles de realizar fue el cargue del caballo para su traslado a la rotonda de la entrada al hospital. La primera grúa no era lo suficientemente potente y hubo que buscar otra alternativa, motivo que retrasó el montaje hasta el día de ayer. Con el caballo ya cargado desde la tarde anterior, otro de los momentos claves fue su suspensión en el aire y encaje en los pórticos para el ensamblaje definitivo.

Una vez apoyado el caballo sobre los tres puntos que lo sostienen se procedió a la soldadura del jinete, aún pendiente de la sujeción definitiva. Después se colocaron las 15 esferas con sus pinchos que representan el virus. «El virus está a sus anchas, el personaje está luchando; no es una victoria», apostilla el escultor leonés.

La obra ha llevado más de seis de trabajo a Amancio González, reconocido escultor a nivel internacional que se hizo popular en León con La Vieja Negrilla. El artistita recibió el encargo y pensó en la figura de San Jorge y el dragón como emblema de la lucha contra el virus porque es «un símbolo universal de la lucha del bien contra el mal» y está «muy presente en la historia del arte».

grandes dimensiones

La escultura fue idea del neurocirujano José García Cosamalón y asumida por el Ayuntamiento de León y el Colegio de Médicos de León que financian al 50% los 40.000 euros de coste. Es un conjunto escultórico de gran tamaño, que hace el efecto óptico de que el caballo y el jinete sobrevuelan sobre la fachada principal del Caule. El pórtico está hecho con dos piezas metálicas rectangulares que alcanza los ocho metros de altura. El caballo mide siete metros desde pie a cola y pesa tres toneladas. Los más de 50.000 trozos de metal han sido soldados uno a uno. Son restos de otras esculturas del artista leonés cuyo destino era la chatarra.

El monumento fue ideado en honor a los sanitarios, aunque el escultor lo quiere hacer extensivo a toda la sociedad. Su montaje coincide con la sexta ola de la pandemia en alza en una semana en la que España cierra con una incidencia acumulada de 323 casos por 100.000 habitantes y que en la provincia de León alcanza ya los 375 casos por 100.000.

Se prevé que sea inaugurado en Navidad. Hoy se rematan los ensamblajes de los personajes y se colocará la lanza a San Jorge. La lucha contra la pandemia continúa y todavía no se puede cantar victoria.

«Todos hemos sido héroes en la pandemia»
Comentarios