martes. 29.11.2022
La vida en soledad en los puertos es la parte más dura que tienen que afrontar los pastores trashumantes. Paco Morgado duerme y hace vida en el chozo de Majada Vieja de Vioba. Dos literas, una nevera y una cocina de gas con dos fuegos constituyen su equipo de supervivencia. Una placa solar da luz y le permite ver la tele, aunque para hablar con el móvil tiene que subir a un pico. La confortabilidad y conectividad de los pastores trashumantes es uno de los retos que tiene la trashumancia.

"El trabajo más grande del pastor es la soledad"
Comentarios