jueves 19/5/22
Rebaños, perros y buenas personas

La trashumancia se viste de largo en León

La primera edición de los premios Aventura Trashumante de la asociación Maraton Dog convirtió el patio del Palacio de los Guzmanes de la Diputación de León en escenario reivindicativo de la trashumancia como actividad con ocho siglos de historia y con mucho que enseñar sobre sostenibilidad.
trashumante
Zapatero, junto a los premiados y Manuel Calvo. RAMIRO

La Asociación Maratondog, en el marco del programa ‘Tiendanimal Educa’ y con la colaboración de la Diputación de León, entregó ayer los Premios Aventura Trashumante para reconocer la labor de profesionales de distintas áreas en favor del mundo del perro y la trashumancia, así como del cuidado y respeto del medioambiente, la lucha contra el cambio climático y la tenencia responsable de mascotas.

La gala de entrega de estos galardones, que se celebró en el Palacio de los Guzmanes de León, sede de la Diputación Provincial, contó la asistencia del expresidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, que apadrinó esta primera edición de los premios.

El presidente de la Diputación de León, Eduardo Morán, recibió el Premio Aventura Trashumante en la categoría Institucional por «su destacada y muy notoria colaboración en el proyecto educativo y solidario Aventura Trashumante», según reza el fallo del jurado. Morán resaltó las funciones ambientales, económicas, sociales y culturales de la trashumancia, resaltando la importancia del pastoreo en la prevención de los incendios.

Por su parte, el pastor trashumante Ismael Rodríguez, que realizó su primera trashumancia a los 9 años desde Torrestío (León) a Extremadura, ha sido reconocido con el Premio Aventura Trashumante Profesional por «una vida dedicada al mundo de la trashumancia».

El galardón en la categoría de Investigación ha sido para el ingeniero agrónomo, doctor en veterinaria e investigador Manuel Rodríguez Pascual, en reconocimiento a su «gran labor de investigación durante más de dos décadas dedicada a la trashumancia y el pastoreo». Rodríguez Pascual recordó que la trashumancia es una actividad con ocho siglos de existencia que tiene que modernizarse, pero con mucho que aportar a la lucha contra los problemas planetarios actuales.

La periodista de Diario de León Ana Gaitero Alonso ha recibido el Premio Aventura Trashumante Cultural por su trabajo en favor de la trashumancia y por la igualdad entre hombres y mujeres del campo. Estos galardones forman parte del programa ‘Aventura Trashumante entre lobos y mastines’, que se desarrolla en el marco de ‘Tiendanimal Educa’. A través de esta iniciativa, niños y niñas que han superado un cáncer se sumergen durante unos días en el mundo de la trashumancia por la Reserva de la Biosfera de Babia y Luna de León, donde todavía se practica esta forma de ganadería extensiva. «Solo tenemos un planeta, conéctate a la trashumancia», resaltó Manuel Calvo, director de Tiendanimal e impulsor de la Aventura Trashumante, que se avecinado en La Cueta de Babia, y quien defendió que «gracias al lobo tenemos mastines y gracias a los mastines tenemos lobos» para expresar la simbiosis que ofrece la naturaleza.

trashumancia

El expresidente del Gobierno Zapatero puso el broche a la gala con un discurso en el que reflexionó sobre la necesidad de «hacer sostenible nuestra relación con el planeta». «Si Adam Smith viviera hoy escribiría un libro titulado La sostenibilidad de las naciones en lugar de La riqueza de las naciones», comentó.

Un gancho para Zapatero

El expresidente, quien recibió como recuerdo un gancho de pastor, hizo una fervorosa defensa de los animales —«una de las cosas que me ha producido más impacto es el diálogo con los perros, los perros son buenas personas»— y aunque confesó que había abandonado su afición a la pesca de la trucha, de aquella afición recuerda que de las pocas personas con las que se encontraba alrededor de los ríos eran los pastores: «Lo que se aprende sin estudiar nunca se olvida, me dijo uno», dijo al poner en valor la sabiduría de los pastores y el valor del pastoreo, al que hay que atender como escuchar a la naturaleza. «La civilización es tener sensibilidad», sentenció, tras recordar que «el planeta puede vivir sin nosotros, pero nosotros no podemos vivir sin el planeta».

La trashumancia se viste de largo en León
Comentarios