lunes. 26.09.2022
Memoria histórica

Un represaliado de Chillón

La familia del manchego que murió en el penal de León asiste a la exhumación
La antropóloga voluntaria de la ARMH limpia la zona excavada al estar cerca los restos.RAMIRO

¿Por qué enviaron a una prisión provincial como la de León a un joven represaliado de Ciudad Real? Esta es la pregunta que se hacían ayer los voluntarios de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) mientras excavaban la tumba del cementerio civil en la que consta el enterramiento de José Almena Castro.

Un joven que murió a los 21 años de tuberculosis, según consta en el parte de defunción, mientras cumplía condena por auxilio a la rebelión en la prisión leonesa. El muchacho era natural de Chillón, un pueblo de Ciudad Real cercano a las minas de Almadén.

Con 18 años fue detenido, juzgado y condenado por entregar un fusil a los guerrilleros que luchaban contra el franquismo una vez finalizada la Guerra Civil, aunque existe la versión de que fue obligado a hacerlo.

«Lo normal es que le hubieran enviado a uno de los grandes penales de represaliados, como era el de Burgos», comentaba Marco Antonio González, vicepresidente de la ARMH y coordinador de esta segunda exhumación que realizan en el cementerio de León en menos de un año.

José Almena Castro murió el 28 de abril de 1943 en la Cárcel provincial de León el en plena dictadura franquista. Su cuerpo fue inhumado posteriormente en el Cementerio civil de León.

La familia, que hasta hace poco desconocía el paradero de Almena, ha solicitado la exhumación de su cuerpo para ser trasladado al cementerio de su localidad, Chillón. La investigación de este caso ha sido posible gracias a conocer el listado de víctimas de la dictadura inhumadas en el cementerio civil de León, elaborado por voluntarios de la ARMH en el momento de investigar el paradero de los restos de la maestra de Cirujales, Genara Fernández, exhumada en junio de 2019.

Un represaliado de Chillón
Comentarios