lunes 1/3/21

La vacuna devuelve la ilusión a los mayores

Atención Primaria completa la inmunización en una decena de residencias

Los mayores de 80 años, los próximos

Gabriel Olías, con la doctora y la enfermera en la residencia Orpea. JesúS F. SALVADORES

Los equipos covid de Atención Primaria llegaron cargados con ilusión y esperanza. Pudiera parecer la mañana mágica que los más pequeños viven la noche del 5 de enero, pero en este caso el encanto llegó en forma de vacuna. Los mayores de las residencias de León pasaron la noche con el mismo nerviosismo con el que esperan las criaturas un regalo extraordinario que llegó en dos fases. Una comenzó el 30 de diciembre de 2020 y la última se completó ayer con la llegada de la segunda dosis de la vacuna de Pfizer, que culminó la inmunización de las personas mayores de una docena de residencias en la provincia.

En la residencia Nuestra Señora del Buen Suceso de La Pola de Gordón completaron la inmunización l69 personas, los primeros vacunados el 30 de diciembre Faltó José Moreira, el primero que recibió la primera dosis, que se ha trasladado a vivir a la residencia Mirador del Cúa de Cacabelos, a la que llegará la segunda vacuna en quince días.

María Teresa García Fernández, de 89 años, fue la primera en colocar su brazo en esta ocasión en la residencia Nuestra Señora del Buen Suceso, seguida de Mirta Lucía Conrad, de 75. «Estoy contentísima. Ya estaba contando los días. Con la primera ni me enteré y con esta segunda tampoco». Mirta, natural de Argentina, se casó con un leonés de Santa María del Páramo. Allí abrieron una librería, un trabajo que desempeñaron hasta su jubilación. El marido de Mirta falleció hace once años y ella vive en la residencia «muy contenta. Tengo de todo, peluquería, podólogo, restaurante, de todo».

Las gerocultoras Rosalía Celadilla, Gelines Tejero y Mari Carmen Yugueros fueron las tres primeras trabajadoras de la residencia en completar la inmunización. Esperaron a que llegara el equipo covid, formado por Camino Alonso Sánchez, responsable de Enfermería, Jessica Díez Gordón, enfermera; y María Jesús Alonso Álvarez, médica, que después de la residencias se trasladaron al centro de salud Cuenca del Bernesga para inmunizar a los trabajadores sanitarios. «Todo va muy rápido, ya tenemos experiencia y lo tenemos organizado mucho mejor», asegura Ana Isabel González, jefa de auxiliares.

Al mismo tiempo, en la residencia Orpea de León, otro equipo covid vacunaba a 110 residentes, entre los que se encuentran Gabriel Olías y Concepción López, los primeros vacunados en el centro con la primera dosis el 30 de diciembre. «A ver si podemos salir a la calle y podemos llevar una vida relativamente normal», esperaba Gabriel, que ni en el primer pinchazo ni en el de ayer notó, de momento, ningún dolor. «Si esta enfermedad lo permite espero volver a mi pueblo, a Pobladura de Tercia, en verano», asegura Concepción. «Yo paso los veranos en mi casa».

A sus 90 años, Azuzena López no dudó ni un momento en ponerse la vacuna. «Estoy deseando poder abrazar a mis nietos y bisnietos» y no dudó en insistir en que «todo el mundo se ponga la vacuna». En la residencia San José, el equipo covid vacunó con la segunda dosis a 143 residentes y 49 profesionales. «Vacúnense todos, por favor», animó la cocinara del centro, María Ángeles Campos. Sara, la trabajadora social, recuerda el sufrimiento de los mayores con el confinamiento, aislados para evitar los contagios. «Esperamos que con esta vacuna podamos recuperar la libertad que hemos perdido en esta pandemia».

Hasta el martes 19 se habían vacunado en León 11.664 personas, según los datos de la Consejería de Sanidad.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, avanzó ayer que el grupo de expertos que trabaja en el Plan de Vacunación contra el covid-19 ha establecido que el siguiente grupo a vacunar serán los mayores de 80 años, tras haber recibido las dosis residentes de residencias, sanitarios y grandes dependientes.

La vacuna devuelve la ilusión a los mayores