viernes 21/1/22

Más de 23.000 niños y niñas de la provincia de León, de entre 5 y 11 años, serán vacunados a partir del 15 de diciembre. La Comisión de Salud Pública y las comunidades autónomas dieron luz verde a la vacunación de este grupo etario tras su aprobación reciente por la Agencia Europea del Medicamento (EMA por sus siglas en inglés).

En España suman 3,2 millones de niños y niñas. Colegios, vacunódromos y centros de salud son los lugares asignados para la nueva campaña cuando está en la recta final el tercer pinchazo para el grupo de mayores de 60 años y personal sanitario y no sanitario.

En el área de salud de León prevén usar el Palacio de Exposiciones, con los diez equipos destinados a además de los centros de salud, pero no se ha decidido aún.

El objetivo de esta nueva campaña de vacunación anticovid es inmunizar a una franja de la población que mayor tasa de incidencia de contagios presenta actualmente —supera los 400 casos por cada 100.000 habitantes— para «disminuir la carga de enfermedad de este colectivo y la transmisión en el entorno familiar, en los centros educativos y en la comunidad».

En la decisión de los directores generales del Ministerio y las comunidades ha pesado la importancia de proteger a los pequeños «no solo de la enfermedad en su faceta aguda, sino también ante posibles afecciones a futuro y frente al síndrome de covid persistente», ha informado el Ministerio de Sanidad.

Se les inoculará una tercera parte que a las personas adultas de la vacuna Pfizer, que es por ahora la única vacuna pediátrica autorizada por la EMA. A lo largo de este mes está previsto que la agencia se pronuncie sobre la de Moderna. Por debajo de los cinco años los estudios siguen en marcha. La vacuna infantil se dispensará en viales diferentes a los utilizados para la población adulta; la fórmula para niños no requiere de disolución y recibirán un tercio de la dosis que se le da a los adultos.

Además, a diferencia de ellos, los dos pinchazos no estarán separadas por 21 días, sino por 8 semanas, de acuerdo a lo que ha pactado la Comisión a propuesta de los expertos de la Ponencia de Vacunas, que estiman que ello contribuye a incrementar la respuesta inmune y a tener vacunados a todos los menores entre 5 y 11 años en un corto espacio de tiempo con al menos una dosis.

La propuesta «se fundamenta en la evidencia desarrollada en un país como Reino Unido, que ha implementado esta pauta» en adolescentes, y también en la logística, porque este intervalo «no se traduciría en una dificultad para seguir el proceso de vacunación» en aquellas comunidades que opten por vacunar a sus menores en los centros educativos, ha dicho a Efe el presidente de la Asociación Española de Vacunología (AEV), Amós García Rojas.

Aunque esta pauta «sorprendido un poco» al pediatra y epidemiólogo del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), Quique Bassat, admite que «es cierto que cuanto más amplio es el intervalo, mejor es la respuesta inmune», si bien también lo es que en la práctica se traducirá en un tiempo mucho mayor para tener a la población pediátrica correctamente vacunada.

No obstante, señala que «no hay urgencia y esto se puede hacer». «Ahora lo que nos interesa es vacunar rápido y tener a muchos niños protegidos porque de esa manera podremos controlar más rápidamente la transmisión», concluye.

Algunas comunidades ya han anticipado cuál será su estrategia: la portavoz del Govern, Patricia Plaja, ha anunciado que Cataluña empezará por los de 11 años, al igual que el País Vasco sin precisar más detalles.

Vacuna infantil de covid para 23.000 leoneses
Comentarios