miércoles. 10.08.2022
                      Ventiladores en una gran superficie de León. RAMIRO
Ventiladores en una gran superficie de León. RAMIRO

Cerrar las persianas y ventanas durante el día para evitar que el aire, convertido en fuego, entre en las viviendas, no ha sido suficiente para aplacar en León la abrasadora ola de calor, que ha disparado las ventas de ventiladores un 70%, según confirman las grandes cadenas comerciales. En solo unos días, se han despachado la friolera de 3.000 aparatos de aire de todo tipo en la ciudad. Desde E.Lecrerc explican que, junto con el alza histórico de los termómetros, la venta se ha visto favorecida también por el adelanto de la ola de calor casi al inicio del verano. «Si se registrara en agosto, la gente optaría más por gastarse el dinero en agua y cañas», ironizan. Los lineales se han tenido que reponer en varias ocasiones al quedar arrasados. Es más, Carrefour constata, listado en mano, que la compra de ventiladores se ha multiplicado por 10 respecto al mismo periodo del año pasado, mientras que sigue también creciendo, pero de forma más moderada, la venta de piscinas que incrementó la pandemia.

Como curiosidad, El Corte Inglés apunta la nueva tendencia de adquirir ventiladores de techo, que hasta ahora era poco frecuente, y de instalar aire acondicionados. Leroy Merlin apunta que en un solo fin de semana vendieron 500 productos de climatización y que los ventiladores se han convertido en uno de los artículos más comercializados. Amazon, que declina facilitar datos de ventas, tiene los ventiladores y climatizadores entre sus productos más vendidos de Hogar y Cocina, mientras que los tiempos de espera para los usuarios de Prime (24 horas) se prolongan una semana.

Las ventas de ventiladores de todo tipo se disparan un 70% en León
Comentarios