sábado. 28.01.2023

La llegada de la red de redes a todos los ciudadanos es un objetivo que parecía totalmente solventado. Pero la realidad del día a día en el mundo rural evidencia que queda mucho por hacer y que los anuncios políticos se alejan del servicio del que disponen de manera efectiva muchos pueblos.

El dato difundido por el PSOE de que existen aún 17.500 leoneses que no tienen acceso a Internet obliga a las instituciones a tomar medidas urgentes. Hace años que se asegura que el servicio está universalizado pero esto es fácil de comprobar que no se ajusta a la realidad en cuanto se pierden de vista los grandes núcleos urbanos de la provincia.

Zonas enteras de comarcas como la Cabrera o la Montaña leonesa carecen de un servicio que hoy es fundamental y especialmente si se mantiene el objetivo de conseguir que los jóvenes sigan viviendo en los pueblos para que el mundo rural no termine en un abandono absoluto. Pero el problema se detecta incluso sin alejarse muchos kilómetros de la capital. En el municipio de Valdefresno, colindante con la capital leonesa, en 18 de sus 20 pueblos no existe cobertura. Con una distancia de menos de seis kilómetros se pierde un servicio que hoy es exigible con total justicia por parte de todos los ciudadanos. Incluso el perjuicio es mayor si se tiene en cuenta que no todo es cuestión de ocio. Existen actividades profesionales, empresas de todo tipo o negocios de hostelería para los que la ausencia de Internet se convierte en un problema grave que limita de manera radical sus posibilidades.

Las críticas al triunfalismo exhibido desde la Junta parecen totalmente justificadas cuando se analizan unos datos que proceden de las estadísticas oficiales del INE. León ocupa la primera posición en habitantes sin acceso a Internet. La situación es inaceptable en pleno siglo XXI.

EDITORIAL: Una cifra de ‘desconectados’ a Internet que es inaceptable
Comentarios