martes 18/5/21
OPINIÓN

EDITORIAL: Recuperar los incentivos a la generación es una prioridad

El Gobierno suspendió hace casi dos años las primas de nuevas instalaciones de régimen especial advirtiendo de la temporalidad de una medida que tenía como objetivo frenar el déficit del sistema eléctrico, que entonces acumulaba ya 24.000 millones de euros. Pero esa paralización, que afecta también a la generación a partir de residuos y que sólo se aplicaría mientras se pusiese en marcha una reforma del sistema eléctrico todavía sin fecha, no sólo pone en peligro los objetivos de potencia que por mandato europeo debe alcanzar España antes de 2020, sino también iniciativas importantes para el desarrollo local desde los aspectos económico y laboral, así como del aprovechamiento de los recursos del entorno.

Es el caso —puestos ya al margen de muchos otras instalaciones eólicas y fotovoltaicas cuya paralización está teniendo un efecto demoledor para la industria relacionada, con especial implantación en la provincia— del gran proyecto de biomosa que Ence tiene en fase de desarrollo en Marne, con una previsión de inversión de cien millones de euros para unas instalaciones que ocuparían cinco hectáreas, que generarían 40 megavatios de potencia y emplearían a 15 trabajadores. De momento, Ence, que ya cuenta con todos los permisos para iniciar las obras y que está a la espera de que el Gobierno levante esa suspensión temporal de los incentivos, ya invirtió 300.000 euros en ingeniería y desarrollo de cultivos energéticos.

León tiene un extraordinario potencial y la biomasa es una fuente de energía inagotable que apenas contamina, reduce la dependencia de los combustibles fósiles, contribuye a limpiar los montes y a evitar incendios, fomenta la creación de nuevos puestos de trabajo y es hasta cuatro veces más barata que la energía convencional. Muchos argumentos a favor como para mantener bloqueados proyectos, este y otros muchos, de tanto interés.

EDITORIAL: Recuperar los incentivos a la generación es una prioridad
Comentarios