martes 26/10/21
TRIBUNA

La importancia social y económica de la caza en León

Como CUALQUIER otra actividad, ya sea la práctica de algún deporte o el ejercicio económico más serio y solemne, la caza también tiene varias vertientes, y alguna de ellas con su polémica, con amplios sectores sociales a favor y en contra. No pretendo centrarme en estos, sino trasladarle al lector algunas consideraciones sobre la importancia que en la provincia de León tiene esta práctica deportiva, sin evaluar ni argumentar en cualquier sentido su más profunda razón de ser. El primer análisis, y yo creo que además el más importante, es la penetración y la horizontalidad que implica su práctica. Es decir, el perfil socioeconómico de los cazadores leoneses es absolutamente plural. En todos los estamentos económicos existen cazadores, y se debe añadir que no hay grandes diferencias porcentuales de practicantes entre una clases sociales y otras. Existen cazadores en las más variadas economías personales. Por tanto, y a diferencia de otros territorios, en León la práctica cinegética no sería, no es de hecho, un asunto de señoritos; no es un privilegio reservado a las élites sociales o económicas. Esta circunstancia posibilita que, junto con la pesca deportiva, sea uno de los deportes o de las actividades deportivas que más practicantes tienen, cuantitativamente hablando, en la provincia de León. Igualmente en términos generales se puede afirmar que el reparto por edades también es amplio y equilibrado. Existe una presencia de cazadores de todas las edades, admitiendo tal vez que los más jóvenes tengan una presencia moderadamente menor. Unicamente se refleja una gran desproporción entre los géneros, ya que apenas unas pocas mujeres practican este deporte. Nuestra provincia cuenta con un gran patrimonio de suelo público; es más, las propiedades de juntas vecinales y ayuntamientos de montes de utilidad pública y otros terrenos comunales y patrimoniales hacen que seamos una de las provincias de España con más terreno propiedad de las entidades locales. Este hecho gravita de manera decisiva en que la caza tenga esa carácter social amplio que trato de poner de relieve. En la actualidad estos terrenos de vocación rústica tienen menguados sus ingresos hasta extremos que en ocasiones estas administraciones locales pequeñas apenas dispongan de capacidad económica para afrontar los más pequeñas y modestas actuaciones para satisfacer las necesidades de sus vecinos. Siendo así, en la actualidad entre el 80% y el 90% de los ingresos de las junta vecinales de León corresponde a los ingresos que genera la caza. Pequeños ingresos que provienen de la práctica de la caza en el uso y aprovechamiento de este recurso renovable que aportan los terrenos cinegéticos. Además la actividad cinegética, que con carácter general se practica en la época invernal, representa la única presencia del hombre en la geografía rural leonesa. El abandono de los pueblos que tanto caracterizan nuestra presencia histórica en el territorio se amortigua únicamente desde los meses de octubre a mayo en gran parte de la geografía leonesa, por la presencia de los cazadores. Pero aún podemos afirmar que muchas de las pequeñas poblaciones de las áreas más remotas y montañosas solo tienen esta presencia. Incluso muchas pequeñas aldeas no tienen otra actividad social durante el largo invierno que la presencia de los practicantes de la caza, y los actos sociales diversos que en torno a ella se organizan, y que vehículan el encuentro de personas normalmente alrededor de los trofeos de caza en reuniones grastronómicas. En definitiva, la caza no es la única, pero sí la más importante actividad que vincula al hombre con los territorios rurales y rústicos, además de representar a veces el único ingreso de muchas de nuestras pequeñas poblaciones. Apostar, eso sí, porque en el futuro esta potencialidad se pueda desarrollar en toda su capacidad, que es mucha, y que ese camino se haga con el mayor equilibrio social y económico en beneficio de la colectividad.

La importancia social y económica de la caza en León
Comentarios