Diario de León

La mitad de las personas extranjeras que fallecen en León son enterradas en su país

Sólo Ecuador ofrece ayuda para repatriar los féretros de sus ciudadanos cuando acrediten necesidad

Publicado por
ana gaitero | león
León

Creado:

Actualizado:

Nacer, crecer y morir. Es ley de vida. Sin fronteras. Ni razas. Ni religión. La eclosión de la inmigración en León ha cambiado el paisaje demográfico de la provincia. Más del 5% de la población residente es extranjera, el 12% de los nacimientos registrados son de madres no españolas y, aunque más de una tercera parte tieneentre 25 y 39 años, también han pasado a tener más relevancia en las estadísticas de defunciones.

En la última década se ha duplicado el número de personas extranjeras fallecidas en la provincia. De la veintena acaecidas en 1999 se ha pasado a 41 durante el 2009, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística.

La población migrante está cada vez más arraigada e integrada en la provincia, pero, con excepción de las colonias portuguesa y caboverdiana, son prácticamente la primera generación que emigra y todavía mantiene fuertes vínculos con sus países de origen.

Las muertes de personas extranjeras son ínfimas en una provincia en la que hay cementerios a rebosar, como el de Huerga de Frailes, donde ya no hay sitio para más nichos. De hecho, tan sólo el 0,7% de las personas fallecidas en León -5.623 durante el 2009- eran de nacionalidad extranjera.

Con el aumento de la inmigración en los tanatorios ha aumentado la demanda de repatriaciones de féretros a países extranjeros. En toda la provincia se realizan una veintena al año, prácticamente la mitad de las muertes de personas extranjeras que acaecen en la provincia.

Enterrarse en la tierra en la que nacieron, donde aún reside gran parte o toda su familia, cuesta caro. Entre 5.000 y 7.000 euros, según los países a los que haya que retornar los restos. Eso sin contar los gastos de viaje de familiares que quieran acompañar al féretro. Ecuador y Marruecos son dos de los países a los que se han realizado más repatriaciones mortuorias. Los más caros son los que se realizan a países del este europeo, como Ucrania, por el coste de los fletes.

Aparte de la población inmigrantes, también se dan casos de repatriaciones por causas como accidentes de tráfico de personas en tránsito, principalmente a Portugal, o que mueren por causas naturales durante una estancia temporal -vacaciones, Camino de Santiago- en la provincia.

Este gasto es inasumible para la mayoría de los inmigrantes. Frecuentemente recurren a la ayuda mutua para reunir el dinero y conseguir cumplir el deseo de que la persona sea enterrada en su país. «Ahora la gente no ayuda mucho porque hay mucha crisis», comenta Said Ezzkari, presidente de la Asociación Ibn Khaldun.

El consulado del Reino de Marruecos en Bilbao aseguró que se facilita el traslado del féretro en los casos en que se acredita necesidad, si bien no precisaron los trámites que hay que realizar para conseguir esta ayuda.

Entre la comunidad pakistaní, una de las más arraigadas en León, se ha extendido ya la costumbre de contratar un seguro privado para cubrir estos eventos, según señala Gulfraz Chaudri, representante de la Asociación Cultural de Pakistán en León.

De la ayuda mutua a los seguros. 

«Tuvimos dos casos hace tiempo, una niña y un adulto, y reunimos el dinero entre todos», comenta. Pero los gastos de una repatriación a Pakistán pueden alcanzar los 7.000 euros y «es difícil reunir tanto dinero en poco tiempo», alega. Actualmente la compañía aérea de Pakistán, PIA, regala el flete del féretro, aunque las familias tienen que correr con los gastos de su pasaje y de los servicios y trámites funerarios.

El consulado de Ecuador en Madrid aseguró que «cuando la familia tiene recursos, como es un asunto privado, contacta con la funeraria y lo hace por su cuenta. Afortunadamente, no todos los ecuatorianos están en estado de necesidad». señaló el consejero Leopoldo Ruvayo.

La Secretaría Nacional del Migrante (Senami) de Ecuador realiza informes sociales para verificar los casos en los que las familias alegan no disponer de recursos. «Este tipo de emergencias se cubren en coordinación con la red consular (trece consulados en España), pues el Gobierno de Ecuador es muy sensible con la emigración», agregó el consejero.

El Consulado General de Colombia en Madrid, país del que procede la mayor colonia extranjera en León después de Portugal, con 2.700 personas naturales de este país, no dispone de ningún tipo de ayuda para cubrir los casos de repatriaciones de personas sin recursos.

tracking