martes 24/5/22

Avatar

No sabían todo lo que habían hecho por ustedes, ni tampoco la cantidad de cosas que pueden hacer. Las campañas sirven para tener conocimiento de lo que se pierden. Las próximas tres semanas se sentirán como si vivieran en un mundo ajeno. Por la mañana les dibujarán un horizonte de bonanza, servicios sociales, desgravaciones fiscales sin letra pequeña y planes para luchar contra la despoblación, como si los protagonistas del discurso hubieran gobernado en Siberia, no aquí, y los Alsa de los domingos por la tarde los cargaran los Escolapios que se llevan de excursión a los jóvenes para que conozcan otras zonas industrializadas. Por la tarde, les convencerán de que gozan de las oportunidades y las ventajas de una tierra prometida que adelantará en los próximos cuatro años a Silicon Valley, con el maná de Europa listo para convertir las escolleras en yacimientos de empleo, la descentralización como emblema de lo que apenas se trata de un mostrador con dos sillas y el cambio por bandera. Por la noche, si no se acuestan pronto, tengan cuidado porque se les pueden meter en casa para convencerles de todo lo que necesitan aquellos que no tienen nada que perder, aunque en verdad quienes lo necesitan son ellos.

El metaverso dominará la campaña electoral. Sin las limitaciones físicas ni económicas del entorno conocido como León, la realidad virtual, configurada con mensajes engañosos, promesas cínicas y proyectos irrealizables que más adelante se matizarán hasta el infinito, permitirá a los actores políticos jugar a configurar un escenario ideal en una provincia que tiene diagnosticados sus males desde hace años, más o menos cuando empezó a perderse población a un ritmo de 5.000 habitantes al año. El retraso de las infraestructuras estratégicas que potencien el posicionamiento geográfico como enclave logístico; la postergación de los proyectos clave para aprovechar los sectores pujantes como la agroalimentación; la ausencia de industria; la atracción de empresas generadoras de empleo incentivadas desde las administraciones públicas, como se hace en otras zonas o cuando hay una crisis como la de Vestas; la retención del talento que emigra... Todo esto y mucho más que no saben tendrá una solución en las próximas semanas. Lástima que nada sea real. No dejen que su avatar vaya a votar por ustedes

Avatar
Comentarios