domingo 24/10/21

¿Por qué no dimiten Llamazares y Pozo?

La Cultural comienza un nuevo proyecto en la séptima jornada de Liga. El casting desarrollado por Felipe Llamazares para contratar a David Cabello como entrenador del primer equipo se prolongó durante más días que el de ‘Operación Triunfo’ y con una singularidad sin precedentes. Además, reconocido por el propio director general, consistente en no fichar al técnico en cuestión si su nombre aparecía publicado en algún medio de comunicación. Tanto celo en la elección del preparador, que sí publicó antes de su contratación este periódico, para echarlo como a un perro a la calle cuando te cansas de él con sólo seis jornadas disputadas. Lo mismo hizo con Cembranos, con Ferrando, con De la Barrera y con Cea. Con todos menos con Aira, cuando el preparador de Ponferrada acumuló tantos fallos deportivos o más que el resto de los mencionados. Pero claro el que recomendó el fichaje del técnico berciano tiene manga ancha en el club para hacer y deshacer. El primero que tiene que exigirse a sí mismo es Felipe Llamazares, el mismo que mueve los hilos de Ricardo Pozo (Ricar para los más cercanos), el director deportivo que contrató para que pagara el pato de todos sus fallos, que cuestan muchísimo dinero a la Cultural. El de Cabello es otro bandazo más. Y no será el último.

¿Por qué no dimiten Llamazares y Pozo?
Comentarios