domingo 26/9/21

Editorial | Daño claro por el caos de Pajares y la pérdida del acceso a Galicia

La situación de incertidumbre en la que sigue sumida la Variante ferroviaria de Pajares se convierte en una tremenda injusticia al contemplar como ha avanzado con mayor celeridad y eficacia el ramal del AVE hacia Galicia. Ayer fue inaugurada la estación de Sanabria, quizá el símbolo más evidente de otro problema que lastra desde ya el futuro de la provincia de León. El trazado hacia la comunidad gallega se desvió hacia la opción sur, la deseada desde Santiago de Compostela, para conseguir una ruta más rápida hacia Madrid. El evidente error que dejó fuera de la vía a un volumen importante de población pone en evidencia a los responsables políticos leoneses de hace un par de décadas que no fueron capaces de atraer la vía del AVE hacia la provincia. Como tampoco consiguieron retener el ramal proyectado entre León y Lugo dentro de las compensaciones por el naufragio del Prestige y que fue poco a poco hundiéndose en los cajones del Ministerio de Fomento.

Para León hubiese resultado fundamental ser el centro de distribución de frecuencias hacia Galicia y Asturias. Pero todo eso se perdió y debe servir de ejemplo para preguntarse qué se está haciendo en estos momentos. Ahora el protagonismo del tren, también como elemento de movilidad del futuro, se centra en las mercancías. En juego está el desarrollo de las rutas futuras que se harán realidad en no tanto tiempo. De los errores cometidos con las vías para pasajeros se pueden extraer consecuencias claras.

Editorial | Daño claro por el caos de Pajares y la pérdida del acceso a Galicia