sábado. 25.06.2022

Editorial | El ansiado túnel que desaisla al noroeste

La próxima apertura del túnel entre las estaciones madrileñas de Chamartín y Atocha acabará con el problema de aislamiento que sufren los corredores de AVE del noroeste. Las otras redes que se dirigen hacia Cataluña, Valencia o Andalucía comparten estación e incluso cuentan con un bypass construido hace tiempo para poder realizar conexiones directas sin parada en Madrid. Las dos principales estaciones de la capital cuentan hasta el momento con dos túneles de ancho español, uno directo y otro pasando por debajo de la Puerta del Sol. Pero la necesaria conexión AVE ha sufrido incontables inconvenientes —incluida su paralización por los recortes tras la crisis económica de 2008— frenando la posibilidad de que la vía León-Palencia-Valladolid o la novedosa de Galicia-Zamora puedan tener continuidad sin transbordos. La mala noticia es que sólo se dará continuidad de momento a los AVE a Alicante y para el resto de corredores, incluido el acceso por Zaragoza y Barcelona hacia Europea —junto al andaluz—se quedan sin fecha de apertura.

Editorial | El ansiado túnel que desaisla al noroeste
Comentarios