martes 28/9/21

Editorial | Atados en la salida al mar, en el acceso hacia Madrid y en la ruta interna básica

En Aragón y especialmente en Cataluña se ha celebrado el final de los peajes en las autopistas que unen Zaragoza y el Vendrell, y Salou con la Junquera. Expresiones como ‘Se acabó el agravio’ se han podido escuchar durante estas primeras horas. En el caso de Cataluña se levantan las barreras en más de 550 kilómetros, un paso al que acudió a hacerse la fotografía la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez. Atrás quedan 52 años de peajes. Y ese es el primer dato que llama la atención. Sus peajes caducan ahora, pero no debe olvidarse que fueron precisamente las primeras zonas de España que contaron con vías de alta capacidad. En León hubo que esperar mucho tiempo hasta que llegó el primer peaje y literalmente décadas hasta que se estrenó el primer tramo gratuito de cuatro carriles, allá por 1997 en la A-231 de Santas Martas a Sahagún.

León sigue estrangulado en sus comunicaciones y lo peor es que la situación se mantendrá durante mucho tiempo. En el acceso fundamental hacia el mar hay que pagar por transitar por el Huerna. Y en el viaje a Madrid, el noroeste es el único territorio con acceso de peaje. La situación es si cabe más grave en la comunicación fundamental en el eje León-Ponferrada, con casi la mitad de los kilómetros con un sobrecoste que castigan el tráfico. En otros territorios hay movimientos para pedir mejoras. El éxito en Galicia o Asturias ya es una evidencia. Pero parece que por la A-71 León-Astorga nadie se molesta.

,Texto

+Texto

GTexto

Editorial | Atados en la salida al mar, en el acceso hacia Madrid y en la ruta interna...