lunes 16/5/22

Editorial | La incertidumbre regresa a la planta de Antibióticos

Una de las principales industrias de León parecía asentada en una estabilidad que se había dinamitado durante la nefasta etapa en la que cayó en manos del italiano Pucci. La planta farmacéutica de Armunia vio la luz a principios de los 50 para iniciar un rápido crecimiento hasta conseguir unos niveles de liderazgo importantes en España. Pero tras sus primeros 25 años de historia inició una fase de cambios de propiedad que la han sumido en un permanente periodo de toboganes sucesivos tocando el cielo y el infierno de manera sucesiva. Tras la crisis de 2014 y su posterior resurrección parecía que las cosas volvían a estabilizarse. Pero si hace unas semanas llegaba un mazazo desde el punto de vista social con un ERE que envió a casa a más de medio centenar de trabajadores, las complicaciones se extienden de nuevo a los despachos. La incertidumbre con batallas por su control se dispara en el peor momento posible, con una crisis económica hacia la que nos vemos abocados en la que sólo los mejores y los más preparados tendrán oportunidades de supervivencia.

La factoría de Armunia fue renovada de manera importante en los últimos años y sería interesante que sus nuevos propietarios apostasen por dotarla de un proyecto industrial que garantizase su viabilidad futura. El fondo de inversión Kartesia se hará con el control absoluto al ejecutar un acuerdo que le permite comprar el otro 49% por un euro, porque su socio no hizo efectivo un desembolso millonario comprometido. Sería importante que aclarase cuáles son sus planes y que las instituciones estuviesen vigilantes.

,Texto

+Texto

GTexto

Editorial | La incertidumbre regresa a la planta de Antibióticos
Comentarios