viernes. 30.09.2022

Editorial | Inmatriculaciones, entre la polémica y la necesidad

La inmatriculación es una figura jurídica que define el paso por el que se inscribe por primera vez un bien en el Registro de la Propiedad. Allá por 1998, el entonces Gobierno del PP abrió las puertas a que la Iglesia pudiese inmatricular sus propiedades, incluidos los templos, algo que hasta ese momento tenía vetado al considerarse que su pertenencia era obvia. Aquel fue un paso clave para conseguir normalizar las cosas, algo que debería ser apoyado por todos. Pero parece evidente que el proceso no está exento de polémicas. Son incontables los bienes sobre los que existe disputa en la propiedad, especialmente en el mundo rural. Ahora, la Iglesia renuncia a inscripciones de bienes de los que se adueñó sin justificación. Un paso clave para dar estabilidad a un proceso que debería zanjarse.

Editorial | Inmatriculaciones, entre la polémica y la necesidad