viernes 16/4/21

Editorial | Labor clave de las brigadas municipales que León diluye en un contrato privado

La conservación de las ciudades depende mucho más del cuidado diario de los rincones que de los grandes proyectos, que en demasiadas ocasiones se centran sólo en los lugares más céntricos o emblemáticos. Al asfaltado puntual de baches peligrosos o la reparación de baldosas que generan un auténtico riesgo para los ciudadanos, se unen labores de arreglo de elementos de mobiliario urbano como papeleras o bancos, y un sinfín de pequeñas obras que facilitan el tránsito seguro y el disfrute de una ciudad.

En León las brigadas municipales de obras han ido encogiéndose con el paso de los años. Ahora, apenas quedan una veintena de trabajadores por lo que su trabajo es mucho menos visible y eficaz. Por contra, el Ayuntamiento apuesta por una privatización de estas labores, una medida que genera sorpresa al llegar de un equipo de gobierno de concejales que accedieron a sus cargos en las listas del PSOE y de Unidas Podemos. La palabra ‘externalizar’ no sirve para encubrir lo que en realidad es una encomienda a empresas privadas de trabajos que en otros tiempos o en otras ciudades y pueblos se realizan con personal público. El gasto de 3,5 millones en mantener la ciudad es positivo y necesario. La duda reside en si sería más eficaz una gestión directa, como defienden normalmente estos mismos partidos.

Editorial | Labor clave de las brigadas municipales que León diluye en un contrato privado