sábado 23/10/21

Editorial | Los PGE se olvidan de las autopistas leonesas

Los Presupuestos Generales del Estado para 2021, cuyo anteproyecto se presentó la semana pasada, incluye una partida de 55 millones de euros para bonificaciones en la autopista AP-9, que discurre entre Ferrol y la frontera con Portugal. Los cálculos apuntan a que la concesionaria de la autopista gallega recibirá del Estado casi la mitad de su facturación del año pasado. La inversión ha caído como un jarro de agua fría en León y también en Asturias, ambas provincias usuarias de la AP-66, la autopista de montaña que, recordemos, evita el arriesgado tránsito por el puerto de Pajares especialmente en los meses de otoño e invierno en los que el mal tiempo dificulta a menudo la circulación a través de la cordillera. Tampoco habrá bonificación para la AP-71, entre León y Astorga, mientras el tráfico en la N-120 se sigue intensificando y cobrándose víctimas, como la conductora que ayer mismo perdió la vida en el cruce con la carretera de Santa María del Páramo.

Los planes del Gobierno central pasan también por compensar a la empresa que explota la autopista gallega por la supresión de la subida anual acumulada, una medida que viene a añadir un nuevo agravio con los usuarios de las vías de pago leonesas que acumulan año tras año los incrementos de tasas. Los conductores que circulan por la AP-71 y la AP-66 ya son los que más pagan del país por kilómetro de vía pero esta circunstancia no tiene eco en Madrid, que sí ha agilizado las compensaciones en el sur y en el este peninsular.

Editorial | Los PGE se olvidan de las autopistas leonesas
Comentarios