lunes. 15.08.2022

Editorial | Pueblos contra el desierto financiero en León

La exclusión financiera, la falta de acceso a los servicios financieros, es una de las manifestaciones más claras de exclusión social. La distancia ya no es el gran problema, sino que hay una brecha mayor que se ha introducido en la relación cliente-banco como es la tecnológica. Es un problema de primera magnitud cuando se conoce que gran parte de los pagos actuales se realizan, cada vez y aunque parezca paradójico, mediante una cuenta bancaria o una tarjeta. Por no mencionar que al final el desierto financiero impide también el acceso al crédito para cubrir necesidades esenciales y proyectos que sobrevienen en los entornos familiares más desfavorecidos. En León, 132 municipio de los 211 no tienen ningún tipo de servicio bancario. No es de justicia social. Alcaldes y entidades vecinales alzan la voz contra una situación que condena a sus vecinos más mayores, casi siempre ayudados de buena fe por vecinos si no hay familiares. «Es vergonzoso e intolerable que haya un solo municipio sin servicios bancarios, es una condena a muerte», asevera una alcaldesa.

Editorial | Pueblos contra el desierto financiero en León