lunes 24/1/22

Editorial | Sólo la vacuna parece eficaz y hay que sumarse

Parece que estamos abocados a una nueva ola de covid en toda Europa. Pero también es cierto que la incidencia, al menos de momento, admite matizaciones siguiendo el nivel de vacunación alcanzado en cada país. El sueño o la promesa de la llamada inmunidad de rebaño —a la que se le ha ido subiendo progresivamente el porcentaje— es mejor dejarla en suspensio de momento. Lo positivo es que los datos de hospitalizaciones son menores a los que se registraron porcentualmente en otras olas anteriores, por lo que el efecto directo de las vacunas parece fuera de toda duda a la hora de conseguir que las personas se defiendan mejor frente al contagio.

El covid es una auténtico desafío científico en el que las respuestas deben configurarse sin posibilidad de experimentos previos. Para cada momento y para cada circunstancia es preciso buscar un fórmula con la que reducir el efecto de la pandemia. Pero de momento es evidente que la regla de las tres emes —mascarilla, lavado de manos y distancia de metro y medio— sigue siendo la receta preferida de los expertos. Eso, como camino para intentar evitar el contagio. Y si llega éste, la fórmula para afrontarlo de la mejor manera es tener la pauta de vacunación al completo.

Lo vivido durante los 20 largos meses de pandemia facilita un augurio sobre que la tercera inoculación acabará siendo necesaria y aconsejada para toda la población. De momento, la respuesta de las personas mayores está siendo, una vez más, muy positiva. En la provincia de León en el proceso de segundas dosis se había alcanzado el 100% de vacunación entre los mayores de 60 años. Sumarse a la campaña es beneficioso en lo personal, pero también un gesto de solidaridad hacia los que nos rodean.

Editorial | Sólo la vacuna parece eficaz y hay que sumarse
Comentarios