viernes 20/5/22

Combatiendo juntos

Llamé al pintor Luis Gómez Domingo y le dije: “¡Qué exposición tan bella hiciste en 2004, sobre la batalla de Teruel!”. Y él, con elegancia que le caracteriza, me precisó como otras veces: “Hicimos, Eduardo, la ideamos juntos”. Mi llamada no se debió a un impulso nostálgico, acababa de escuchar en la radio que expone en el Museo del Bierzo una de sus obras sobre la guerra civil: “La caballería en la batalla del río Alfambra”, con el respaldo del Musac. Aquella que hicimos juntos pudo verse en el Auditorio de León, y sigo pensando que a Goya le habría gustado.

Gómez Domingo es turolense y ni siquiera había nacido en noviembre de 1937, pero hizo suyo aquel frío padecido por ambos bandos, cuando los termómetros llegaron a marcar los 18 grados bajo cero. Tembló, sin distinciones, con ellos. Pintó todas las guerras en una, pues aquel invierno los contenía todos. Cuánto saber en sus pinceles, para eludir el preciosismo con el sufrimiento.

La misma maestría que demostró con sus exposiciones sobre el Quijote o la Pasión. Qué gran pintor. Mi texto del programa de mano terminaba así: “De la nieve irrumpió un cíclope que devoraba a sus hijos”. Y hoy los sigue devorando. Al parecer, estamos en un cambio de ciclo en la forma política de abordar aquella contienda. En esto, uno sigue en la misma trinchera que en aquella exposición nuestra: me rijo por la Historia —para los hechos— y por el catolicismo para mi reflexión personal sobre ellos. También me sirve el laico paz, piedad y perdón, que propuso Azaña. Pero si esto es pedir demasiado, entonces, me conformaría con combatir juntos al frío.

El domingo, tras leer el excelente reportaje de Susana Vergara fui a comprarle pastas a las monjas concepcionistas, quienes no tienen dinero para pagarse la calefacción ni la luz. Esta batalla se puede vencer, el único enemigo es la insolidaridad. Ayudémoslas a ello. Por cierto, los medios de comunicación ganamos así las nuestras: con buen periodismo.

Gracias, Luis, por aquella exposición que hicimos. Me ha conmovido saber que has llevado al Museo del Bierzo un cuadro de tu-nuestro Teruel. Amigo lector, hagamos de la calidez una conducta. A veces, es fácil vencer. Otras, no tanto. Combatamos juntos al frío.

Combatiendo juntos
Comentarios