jueves. 11.08.2022

Villarroel

El recurso presentado por Gemma Villarroel, portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de León y en la Diputación, ante el Juzgado de lo Contencioso de León impidió ayer celebrar un Pleno en el Consistorio leonés. Una sesión que pretendía arbitrar el mecanismo necesario que permite celebrar sesiones de forma telemática. Es decir, generar una medida que impida que la vida municipal se paralice más de lo que ya está por la obligación que impone la crisis del Covid-19. Y quizá parezca algo baladí, pero no lo es porque la economía de León depende y mucho de lo que se cuece en San Marcelo. Villarroel entendía que era un peligro llevar a cabo una sesión presencial ayer (que debió hacerse antes) pero se olvidó de todas las comisiones a las que sí asistió la pasada semana en su condición de diputada provincial en el Palacio de los Guzmanes, por las que cobra, claro, y que se celebraron ya en medio del Estado de Alarma. En el Ayuntamiento la concejala de Cs tiene dedicación exclusiva así que no asistir a un Pleno no tiene repercusión en su nómina.

Sirva esto para pedir responsabilidad a todos los políticos. En el cumplimiento del confinamiento, pero también en el cumplimiento de sus obligaciones. Si la respetable trabajadora de un supermercado asiste a su puesto, no parece de recibo que Villarroel ponga pegas en un acto administrativo que permite a miles de personas mantener la economía activa. Media hora, levantar la mano, enguantada, y a quedarse en casa. El resto es torticero.

Villarroel
Comentarios