jueves 21/1/21

Un solo uniforme

Dicen que con las millonadas que le insuflan ahora las naciones a las tecnológicas aprovechando que el virus pasa por la Avenida del Pánico, lo digital se está calzando las botas de siete leguas para adueñarse del futuro cercano y que, por contra, frente a sus zancadas del gigante, nuestros pasos serán cada vez más cortitos, estimulados por un algoritmo, previsibles y, por tanto, controlados. Adiós al paseo libre por la vida, los gustos y las ideas. Estaremos todos atrapados en la red; las redes son para eso. Presos de patas en lo global. Infectado el planeta entero por nuevos miedos y docilidades. Resignaos, no os resistáis, vocearán pantallas, vallas y murallas. O te conectas o no existes, repetirán las corporaciones y los servidores del Nuevo Régimen Mundial (mundial hasta donde no llegue lo chino, lo moro o lo ruso, que seguirán en sus imperios). Y si alguna resistencia se prensentara en el horizonte romántico de los refractarios, un enorme letrero luminoso que colocarán en la calle por la que se entra a la rutina de cada día les recordará bien claro: Sabemos todo sobre ti.

Venimos ensayando ese futuro hace ya tiempo, como jugando y riéndonos, deslumbrados con aparatitos cada vez más ocurrentes y serviciales, aunque esclavizan (y ya vemos de qué modo). Pero aunque algunas cosas nos asombrarán aún, pocas nos pillarán por sorpresa. El futuro imita al cine.

Hoy la España amorrada en su guarida está devorando series de televisión que ven a la vez en Pensilvania, Transilvania o el Paraguay unificando emociones... aquí o en Rotterdam las niñas adoran imitar a las estrellas del pop japonés o a las bragadas beyoncés vistiéndose, repintándose o anunciándose de aquella manera... se ensaya la uniformación general en ideas y sentimientos, aunque hoy el escaparate ofrece aún diferentes uniformes a elegir... «y no tardando -dijo el Oráculo de Pedrún-, solo habrá dos uniformes, pero muerta esa generación, solo quedará uno... la Red, la diosa madre, no podrá permitir disidencias y tomará el mando total para que no os sigáis matando. Joderos».

Un solo uniforme
Comentarios