lunes 23/5/22

¿Y los que saben?

Todos somos el resultado vivo que salió de todas las guerras que nos precedieron. No fueron pocas. Si no hubiera sido por todas esas guerras, esto no estaría así, sería otra cosa, habría diferencias y alguna gente sería otra o distinta y quizá tú y yo ni existiríamos. ¿Maldecir la guerra no es un poco maldecir nuestra suerte?, ¿y quién se atreve a maldecir la guerra en la que entró convencido o aquellaa en las que ayuda o anima a una parte?...

El titular de la noticia que Peláez entonó en el corrillo traía miga: Cómo la guerra de Putin nos ha despertado el sueño pacifista. Pero antes de entrar a leer ya le puso Sócrates alfombra al discutir: ¿por qué lo llaman pacifismo cuando sólo quieren decir miedo?, ¿acaso toda paz es justa y todo pacífista ecuánime?, ¿no han sido las guerras factor determinante en la evolución de la especie?, ¿cuáles de ellas llevan a un atraso y cuántas apuntan progresos?, ¿y concretamente cuántas creéis que fueron justas o inevitables?, ¿y qué guerras nos esperan?, ¿serán tan tremendas las del agua, guerras de acequia o botijo?... y los filósofos e intelectuales rusos ¿qué dicen de esta que ha urdido su patria, oh madrecita, y ese calvo que la guía?, ¿y cómo la ven los sabios, los artistas, los sacerdotes de la armonía y la belleza, los poetas?... urge saber qué piensan de este guerrear los que saben, las mentes brillantes de Rusia, su mundo cultural, y qué homilías, soflamas o anatemas se pronuncian estos días en aquellos santuarios del saber o de la creación... ¿se darán ahí los mismos altos porcentajes de población rusa que apoya a Putin a matar y a rematar?... es difícil que logréis saberlo, Moscú no paga a disidentes y tapona la boca a disonantes, pero contad con que no serán pocos los intelectuales y creadores que de plano o de perfil alaban o justifican esta invasión, la cruenta y necesaria marcha al Yo de la gran Rusia, que es lo mismo que al Gran Yo sobre los otros y los de más allá; y por tanto estarán diciendo que la guerra es buena... dolorosa, pero cirujana; mortífera, pero regeneradora; y sobre todo, justa. También los que saben se alistan. Malo. Lo peor.

¿Y los que saben?
Comentarios