domingo. 25.09.2022

La moza que dormía ya derpertóu con un beisu

Pnola parte de Cubillas de Rueda apañóuse va tiempu esta hestoria. Al bautizar a la ficha d’un príncipe, embruxóula una maga a la que nun invitaran: quedaría dormida pa siempres al clavase un fusu d’aquel.los de filar. Outra maga, que yera buena, dixo:

— You nun puedo quitar esa maldición, pero digo que si vien un príncipe ya beisa a la moza dormida, el.la despertará ya casaráse con él.

Anque escondienon usos ya ruecas, un día la nena, que yera yá moza, xugando pol desván clavóuse un fusu guardáu ya quedóu dormida. En pasando cien anos alcontróula un príncipe, despertóula con un beisu ya casóuse con el.la.

Esti cuentu, apañáu a la ouriel.la del ríu Esla, pertenez a la categoría de «La bella durmiente / Sleeping Beauty» ya sigue la versión de Charles Perrault: el beisu d’un príncipe rompe l’encantamientu d’una bruxa malvada. Esta idealización estereotipa la pasividá femenina ya la iniciativa del home, por eso la sua carga simbólica critícase agora ya pídese sustituir el cuentu por outru con menos ideoloxía en cuantas a los roles de xéneru.

La tradición oral yía siempres una construcción (o seya, manipulación) de la realidá social. Asina, en resolviéndose la cuestión de la desigualdá de xéneru, esta fantasía veráse de manera distinta, con criterios que nin somos quien a imaxinar agora.

El cuentu yía mui viechu ya tien raigaños na antigüedá, pero la versión que fíxo Perrault foi la más popular ya sigue reconociéndose güei, como demuestra qu’un día de 2016 Google fixo a esti escritor un homenaxe, con eso que chaman agora un «doodle».

Antias que Perrault escribiera’l sou l.libru, alcontramos una versión mui interesante, pero menos dulce, no «Pentamerón» de Giambattista Basile. Cuéntanos esti autor qu’una moza quedara dormida, como muerta, al clavase la estiel.la d’un fusu. Más tarde, un rei, mientras cazaba, alcontróu a la moza ya esforzóula, quedando el.la, pola violación, embarazada de dous nenos. Cuando estos nenos nacen ya maman el dedín de la encantada, sal la estiel.la ya la moza despierta, siendo entós rival de la mucher del rei, de la reina. Pasa asina’l cuentu a sere la hestoria d’una reina malvada que quier matar, cociéndolos nun caldeiru, a los nenos de la moza violada pol rei. Al final, queiman a la reina nuna foguera.

La interpretación racional d’un cuentu yía mui importante, pero lo que más presta d’una fantasía popular yía disfrutar de la sua guapura l.literaira, esa guapura que vien d’arquetipos primordiales mui fondos. You reconozo qu’a mi siempres m’encantará escuitar la hestoria d’aquel héroe qu’entra nun bosque ya busca un misteriu, un secretu.

La moza que dormía ya derpertóu con un beisu
Comentarios