Diario de León

La salud de las monarquías europeas, en el punto de mira

El rey Harald de Noruega ha sido el último de una larga lista de bajas reales en tomarse un descanso por una infección respiratoria

La familia real noruega, durante un acto oficial.

La familia real noruega, durante un acto oficial.EFE / FREDRIK VARFJELL

Publicado por
Redacción
León

Creado:

Actualizado:

La familia real británica no es la única que está pasando por problemas de salud. Esta misma semana, el rey Harald de Noruega ha tenido que tomar unos días de descanso para recuperarse de una infección respiratoria, con lo que ha sido el príncipe Haakon quien ha asumido el ejercicio de la regencia mientras su padre se recuperaba, tal como confirmaba la casa real noruega en un breve comunicado. A pesar de que la abdicación no está en los planes del veterano soberano, que cumplirá 87 años el próximo 21 de febrero, su salud ha estado últimamente en el punto de mira. La posibilidad de un relevo en esta monarquía nórdica ha vuelto a poner en el foco el estado de Mette Marit, que fue diagnosticada hace seis años de fibrosis pulmonar.

El pasado verano, después de celebrar su 50 cumpleaños, la princesa heredera estuvo varias semanas de baja debido a una crisis de esta enfermedad. La esposa de Haakon tampoco terminó el año en su mejor momento, ya que sufrió coronavirus y tuvo que cancelar varios de sus compromisos. De hecho, ni siquiera apareció en la tradicional felicitación navideña. En todo caso, desde la casa real noruega han transmitido que la princesa tiene muy controlada su dolencia y cuenta con un equipo médico con el que se mantiene en contacto permanente para atajar cualquier empeoramiento.

La fibrosis pulmonar es una enfermedad crónica en la que se produce una cicatrización progresiva de los tejidos alrededor de los pulmones, lo que hace que pierdan flexibilidad y se deterioren considerablemente. Aunque no existe cura, sí que hay un tratamiento para mitigarlo y mantenerlo bajo control.

En la actualidad, Harald de Noruega es el más veterano de todos los que reyes europeos, después de que la reina Margarita de Dinamarca anunciara al término de 2023 su abdicación. En este sentido, la monarca arguyó su dolencia de espalda para justificar la renuncia que se hizo efectiva el pasado 14 de enero. Desde entonces es su primogénito, Federico, quien encabeza la casa real danesa.

Cerrojazo informativo Entretanto, la corona británica está en plena recuperación. Mientras al rey Carlos III pudimos verlo salir del The London Clinic tras su intervención de próstata, el cerrojazo informativo en torno a la operación de Kate Middleton ha sido casi absoluto. Desde palacio solo comunicaron que la esposa del príncipe Guillermo estaba "realizando buenos progresos" cuando ya se recuperaba en casa tras recibir el alta.

Ahora, después de que la periodista Concha Calleja relatara que la princesa corrió "mucho peligro" por complicaciones en el posoperatorio, han desmentido este extremo a través de la revista 'People'.

Desde el entorno de la princesa de Gales hablan de actitud "positiva y animada" mientras se restablece en Adelaide Cottage, desde donde ya está ultimando su próxima aparición pública. "Tiene varias semanas de reposo por delante, pero está deseando volver al trabajo", han contado desde su círculo a la revista 'Us Weekly'.

En España, la buena salud de los reyes Felipe y Letizia se da por descontada, pero en las últimas semanas han saltado las alarmas por la muñequera que el monarca ha lucido en su mano izquierda. Inicialmente se habló de la posibilidad de que pasara por quirófano, tras romperse el escafoides jugando al pádel, algo que parece que finalmente no ha sido necesario.

En todo caso, el tono morado de su mano durante su última aparición pública, en la que ya no llevaba muñequera, lo convirtió en centro de todas las miradas.

tracking