miércoles. 17.08.2022

225 kilos de alimentos al segundo a la basura

Planificar la compra y aprovechar los alimentos para evitar los desperdicios, acciones sencillas para evitar tirar la comida y reducir el 10% de los gases de efecto invernadero
                      Naranjas tiradas en la calle en León. JESÚS
Naranjas tiradas en la calle en León. JESÚS

Hacer la lista de la compra, cocinar una tortilla con mondas de pepino o rehidratar las zanahorias pochas ayudan a combatir la crisis climática. Son acciones sencillas para evitar que la comida acabe en la basura que se recomiendan a la población en la víspera del Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos.

Solo en España se tiran cada año 7,7 millones de toneladas de alimentos —250 kilos cada segundo— y con ellos todos los recursos invertidos en generarlos como agua, explotación de la tierra, energía o trabajo humano.

Su descomposición en los vertederos produce además emisiones de metano; de ahí que luchar contra el desperdicio alimentario sea clave para combatir la crisis climática, según los datos ofrecidos este martes por Too Good To Go.

Esta compañía, que lucha para evitarlo mediante una aplicación por la que sus 45 millones de usuarios compran a bajo coste los excedentes de productores, establecimientos de alimentación o restaurantes, tiene aliados como los cocineros Joan Roca, del triestrellado El Celler de Can Roca (Girona), o Pepa Muñoz, de El Qüenco de Pepa (Madrid), que ofrecen recetas de aprovechamiento.

El desperdicio de alimentos causa el 10% global de los gases de efecto invernadero, según ha expuesto este martes la responsable de Proyectos de Concienciación de Too Good to Go, Helena Calvo, pero es fácil evitar que seis de cada diez españoles sigan tirando comida a la basura.

Lo ejemplifica en su restaurante Pepa Muñoz, quien además cuenta con una huerta en Ávila con la que abastece El Qüenco de Pepa y la tienda Colmao de Pepa: «Uno de nuestros pilares es, por educación y por valores, que no se puede tirar la comida», defendió ayer. Es colaboradora de la ONG World Central Kitchen, con la que el cocinero asturiano afincado en Estados Unidos José Andrés alimenta a las víctimas de catástrofes en todo el mundo.

225 kilos de alimentos al segundo a la basura
Comentarios