jueves 26/5/22

Bueyes de león

Carnes y Embutidos Luis. Baldomero Lozano, 2 León; Avda Asturias, s/n Carrizo. Tfno 987 347 746; Bueyesdeleon.com
                      marciano pérez
marciano pérez

La carne enraíza igual que los robles. La de carnicería Luis se hunde en la tierra del Órbigo, por tres generaciones, la cuarta en marcha, y de ahí ese ramaje frondoso que exhibe ante los nuevos retos, los nuevos mercados, la respuesta a la altura de los tiempos. Carnes y Embutidos Luis viene de lejos y apunta al futuro con luces largas. Y el presente es lúcido. El presente de Carnes y Embutidos Luis tiene un nombre rutilante en Titán, un buey que va camino de récord, en cantidad y calidad, que se arrulla en la explotación ganadera familiar vinculada a la firma ribereña, que le entró por los ojos a la cárnica guipuzcoana Okelan, santuario del sector a nivel nacional, que se encapricha con las excelencias, y encontró las excelencias entre el ganado que selecciona Fernando Fuertes, y cría Fernando Fuertes, que es hijo de Luis, carnicero, y nieto de Luis, carnicero, para resumir con premura el árbol genealógico que ampara la cuna y la esencia de Carnes y Embutidos Luis, en tres generaciones, la cuarta en marcha, desde que prendió la idea en Llamas de la Ribera, se amplió en Carrizo y llegó a la carnicería de León capital. Entre mientras, los sueños del abuelo y la constancia del padre, encendieron la vocación del nieto, que da proyección exitosa a la nueva etapa del negocio. En la inspiración del trabajo nació Bueyes de León, punto com, que es patente de cárnicas Luis, punta de lanza de la fase en la que se sumaron los bueyes al concepto. Titán comparte pesebre con otros setenta bueyes, los procedentes de Portugal, donde se seleccionan ejemplares entre la raza miñota y los barrosos, capa roja, gen de rubia gallega, con empaque de hito. Titán tiene un par, que llegará al mercado por los cauces comerciales de Carnes y Embutidos Luis, que además de carniceros son ganaderos, y agricultores, para cultivar el maíz de las reses. Viene del abuelo. No extrañe que a Fernando le llamen más veces Luis que Fernando.

Bueyes de león
Comentarios