domingo 17/10/21

El calor del futuro en casa: limpio y económico

Calordom Castilla y León, Combustibles Garbosa y GME Energía son los referentes en la creación de biomasa, gran alternativa renovable
Un ejemplo, en un antes y después, de la transformación de una sala de calderas de carbón llevada a cabo por Calordom. DL

Calordom Castilla y León, Combustibles Garbosa y GME Energía son tres gigantes de la energía que apuestan por un mundo energéticamente limpio en todos los frentes, como si en su adn empresarial se manifestara tanto el máximo desarrollo tecnológico junto a inculcar hábitos responsables en todos los frentes, desde la acción doméstica a la relación con el medio ambiente.

Así, la transformación de una sala de calderas de carbón, de inminente desaparición, en sus manos supone ser convertida en un lugar energéticamente eficiente al máximo, al igual que en cuanto a consumo.

Las nuevas alternativas energéticas, como la biomasa para calefacción y agua caliente comunitarias son objetivos que en estas empresas se traducen en términos de excelencia. El grupo cuenta con financiación propia, ser el mayor centro de almacenaje biomásico de Europa, lo que lleva a crear más de 50 puestos de trabajo sólo para Castilla y León, así como dejar de emitir a la atmósfera más de 46 mil toneladas de C02 al año.

el calor del hogar

Aunque desde este trío de ases del mundo energético resumen toda esta revolución tecnológica e industrial con un mensaje directo al consumidor: «¡Que no eches de menos el calor de tu hogar!».

En ello se sustancia la transversalidad del papel que las empresas se imponen tanto para estar en la vanguardia técnica como en la atención a los ciudadanos que son beneficiarios de sus avances.

«Con nuestra biomasa ahorramos al aire 46.000 toneladas de C02 al año», explican. Algo equivalente a plantar 2.300.000 árboles al año.

«La biomasa es una energía renovable, respetuosa con el medio ambiente que cuida de la calidad del aire que respiramos. No contamina, y además supone un gran ahorro tanto energético como económico», remarcan.

Con un detalle, a la larga importante: «Revaloriza nuestras viviendas aportando mayor calificación como Edificio Sostenible», indican.

El calor del futuro en casa: limpio y económico
Comentarios