sábado. 25.06.2022

¿Los genes determinan lo que comemos?

Un estudio con más de 6.000 personas revela que la genética relacionada con la percepción del gusto puede influir en la elección de alimentos y la salud cardiometabólica
                      Imagen de archivo de una degustación popular de Lentejas Tierra de Campos. RAMIRO
Imagen de archivo de una degustación popular de Lentejas Tierra de Campos. RAMIRO

Los resultados preliminares de un nuevo estudio en el que han participado más de 6.000 adultos han revelado que los genes relacionados con la percepción del gusto pueden influir en la elección de alimentos y, a su vez, en la salud cardiometabólica.

Se trata de uno de los primeros trabajos en los que se examina cómo la genética vinculada a la percepción de los cinco sabores —dulce, salado, ácido, amargo y umami— se asocia al consumo de grupos de alimentos y a factores de riesgo cardiometabólico, señala un comunicado de la American Society for Nutrition. Los resultados sugieren que los genes que determinan la percepción del sabor podrían ser importantes a la hora de desarrollar una orientación nutricional personalizada dirigida a mejorar la calidad de la dieta y a reducir el riesgo de enfermedades crónicas relacionadas, como la obesidad, la diabetes tipo 2 y las enfermedades cardiovasculares.

«Sabemos que el sabor es uno de los motores fundamentales de lo que elegimos para comer y, por extensión, de la calidad de nuestra dieta», señala Julie E. Gervis, de la Universidad Tufts. A su juicio, «tener en cuenta la percepción del sabor podría ayudar a que la orientación nutricional personalizada sea más eficaz al identificar los factores que impulsan las malas elecciones de alimentos y ayudar a las personas a aprender a minimizar su influencia». Por ejemplo, si las personas con una fuerte percepción del sabor amargo tienden a comer menos verduras crucíferas, se podría recomendar que añadan ciertas especias o que elijan otros tipos de verduras que se alineen mejor con su perfil de percepción del sabor.

Para evaluar si las variantes genéticas responsables de la percepción del sabor están asociadas a la ingesta de determinados grupos de alimentos y a factores de riesgo cardiometabólico, los investigadores utilizaron datos de estudios previos de asociación de todo el genoma. El objetivo, identificar las variantes genéticas asociadas a cada uno de los cinco sabores básicos.

¿Los genes determinan lo que comemos?
Comentarios