domingo. 29.01.2023

Hallan un mundo de dos millones de años

Los científicos recrean en Groenlandia un ecosistema con mastodontes, renos y liebres a orillas del Ártico a partir
                      Vista del deshielo en el oeste de Groenlandia. ERIC RIGNOT
Vista del deshielo en el oeste de Groenlandia. ERIC RIGNOT

Científicos europeos y estadounidenses han descubierto en el subsuelo del norte de Groenlandia un mundo perdido de hace 2 millones de años, un hallazgo del que da cuenta en su portada la revista Nature. Lo han hecho a partir de fragmentos de ADN ambiental, gracias a los que han identificado un antiguo bosque boreal abierto -con álamos, abedules y tuyas- en el que vivían mastodontes, renos, liebres, lemmings y gansos a orillas de un mar con corales, cangrejos herradura y algas verdes. Se llama ADN ambiental al extraído de muestras de suelo, agua, sedimentos, aire... que contiene material de múltiples especies.

Hasta el momento los fragmentos de ADN más antiguos recuperados databan de hace un millón de años y habían sido extraídos de un hueso de un mamut siberiano. El material recuperado en Groenlandia por el grupo dirigido por Eske Weillerslev, de la Universidad de Cambridge, y Kurt Kjær, del Centro de Geogenética de la Fundación Lundbeck de la Universidad de Copenhague, duplica esa antigüedad y procede de 41 muestras de arcilla y cuarzo.

«El ADN puede degradarse rápidamente, pero hemos demostrado que, en las circunstancias adecuadas, ahora podemos retroceder en el tiempo más de lo que nadie se hubiera atrevido a imaginar», dice Kjær. «Estas muestras se encontraron enterradas a gran profundidad en sedimentos que se acumularon a lo largo de 20.000 años. El sedimento acabó conservándose en el hielo o el permafrost y, lo que es más importante, no fue alterado por el ser humano en 2 millones de años».

Las muestras de ADN, de millonésimas de milímetro, se tomaron en la Formación Copenhague, un depósito de sedimentos de casi cien metros de espesor situado en la boca de un fiordo del Ártico, al norte de Groenlandia. Entre los animales identificados por los fragmentos de ADN, destaca el mastodonte, un mamífero proboscidio extinto parecido al elefante que hasta ahora no se creía que se hubiera extendido tan al norte de América.

Hallan un mundo de dos millones de años
Comentarios