domingo 11/4/21

Salud y seguridad más transparente

Los familiares y las personas sordas se muestran satisfechas ante la nueva regulación de las mascarillas que facilita la comunicación y regula el material para la comprensión labial
Mascarillas transparentes para alumnos en Palma de Mallorca. EFE

La Confederación Española de Familias de Personas Sordas (Fiapas) se muestra satisfecha ante la aprobación la nueva orden ministerial por parte del Ministerio de Consumo sobre los requisitos que deberán cumplir las mascarillas higiénicas, publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE), ya que se incluye una disposición relativa a las mascarillas higiénicas transparentes.

Respecto a estas últimas, además de ser de aplicación todo lo establecido a lo largo del articulado de la orden, se establecen algunas previsiones específicas para asegurar su seguridad y funcionalidad. «La orden supone contar con un marco legal de referencia que vele por la salud y seguridad de los consumidores en esta materia, y además no deja desasistido a un grupo vulnerable como son las personas con discapacidad, auditiva en este caso», han comunicado desde Fiapas.

Con esta regulación, Consumo amplía las exigencias para la venta de las mascarillas higiénicas, acota determinados conceptos como el propio de mascarilla higiénica y otros como accesorio de mascarillas y filtro y solo podrán ser comercializadas como mascarillas higiénicas las testadas por un laboratorio acreditado. En el caso de las mascarillas higiénicas transparentes, en concreto, el texto señala que los materiales deberán ser suficientemente transparentes y diseñarse de forma que garanticen la lectura labial, evitando efectos como el empañamiento continuado de la zona transparente o la distorsión o reducción significativa del volumen de voz.

Además, prevé que, en caso de estar compuestas por materiales que no permitan el paso del aire, deberá realizarse una evaluación de riesgos para asegurar que el producto no obstruye indebidamente la respiración, provocando algún riesgo tras su uso prolongado, debiendo hacer constar la información resultante de tal evaluación en el etiquetado. Deberán incluir en el etiquetado información o advertencia acerca del efecto distorsionador del habla y de la minoración en decibelios.

Salud y seguridad más transparente
Comentarios