viernes. 07.10.2022

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, ha reivindicado este lunes la necesidad de abordar una "revisión profunda" de las necesidades de financiación por parte de Castilla y León, especialmente para el ámbito sanitario, en un proceso que "ya no admite ninguna demora".

Durante su comparecencia ante la Comisión de Economía y Hacienda de las Cortes de Castilla y León, para abordar las implicaciones económicas de la crisis del coronavirus, Carriedo ha recordado que esta Comunidad reivindicaba desde hace años la revisión de un modelo que quedó sin reforma en las legislaturas anteriores y que convertían en "insuficientes" los recursos económicos de que disponían las autonomías para atender los servicios esenciales.

En este sentido, Carriedo ha argumentado que las autonomías son las responsables de la prestación de los servicios de sanidad, educación y servicios sociales, por lo que ha insistido en la necesidad de alcanzar un acuerdo a nivel nacional para reformar el modelo de financiación autonómica, afectado ahora por el impacto de esta crisis.

En este sentido, ha pedido que el Consejo de Política Fiscal y Financiera debata sobre una financiación autonómica "reforzada con fondos no reembolsables, adicionales a los recursos del sistema vigente, y distribuidos en función del impacto acumulado del Covid-19", tal y como ayer defendió en la Conferencia de Presidentes el de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco.

El CPFF, del que hoy hay programada una reunión informal, tendría también que repercutir en las autonomías el mayor margen de flexibilidad que la Unión Europea acuerde para España y trazar un "nuevo escenario de estabilidad presupuestaria, distribuido entre los distintos niveles de administraciones, de acuerdo a la nueva realidad".

En opinión de Carriedo, estas medidas permitirían a las autonomías actuar de forma suficiente para combatir y superar los efectos de la pandemia, y garantizar sus pagos, ya que ve "imprescindible" cumplir con los proveedores si se quiere asegurar la liquidez de las empresas.

Por último, Carriedo ha pedido fórmulas que permitan aplazar la devolución del importe resultante de la liquidación del sistema de financiación de 2022, que previsiblemente será negativa por desviaciones en las previsiones realizadas en 2020 por el Gobierno en base a un crecimiento estimado del 1,6%, que en el contexto actual es "inalcanzable".

El consejero ha detallado que con esta medida, se podrían evitar situaciones como las originadas por los errores de cálculo en las estimaciones durante la crisis de 2008 y 2009, que todavía a día de hoy están devolviendo las autonomías.

Carriedo pide la "revisión profunda" de las necesidades de financiación
Comentarios