martes 27/10/20
Desescalada

León entra en fase 3 con más frío que calor

La restricción de aforos y la falta de movilidad entre provincias retrae a la mitad de la hostelería, que aún no se ha decidido a reabrir

El comercio pide medidas que «hagan ciudad» y observa que la población tiene «miedo a salir»

dl13p6g1
dl13p6g1

La provincia de León, junto con las de Valladolid, Burgos, Palencia y Zamora, entrarán el lunes en la fase 3 de la desescalada, tras ser aprobada porel Ministerio de Sanidad la propuesta de la Junta de Castilla y León que deja en fase 2 a Ávila, Salamanca, Segovia y Soria.

El último salto de la provincia en la desescalada hacia la ‘nueva normalidad’ fue recibido con entusiasmo por el Ayuntamiento de León, que anunció la vuelta a la circulación del 100% del transporte urbano a partir del lunes y todas las medidas de alivio que supone, pero con bastante frialdad por parte del sector de la hostelería.

«Es positivo porque se abren un poco las limitaciones de aforo en las terrazas, al pasr del 50% al 75%», señaló Martín Méndez, presidente de la Asociación de Hostelería. Al no permitirse la apertura de las barras, ni el ocio nocturno «el alivio es relativo», apostilla.

Igual que en España

El 70% de Castilla y León pasa a fase 3 mientras que el 30% se queda en la fase 2 una semana más

Otra de las trabas que encuentra la mitad de la hostelería leonesa para decidirse a la reapertura, tras el cierre decretado el 14 de marzo con el estado de alarma, es la restricción al tráfico interprovincial. «Mucha gente no va a abrir, esperarán a la próxima semana a que se pueda viajar entre provincias», alega Méndez.

Desde el sector del pequeño comercio, que aporta un 20% del PIB en la capital, el cambio de fase tampoco genera grandes expectativas. «Se refiere más a la capacidad de aforo que a grandes cambios y en León el comercio tiene un trato directo y no hay aglomeraciones por regla general», explica José Manuel Alonso Álvarez, miembro del comité de la Cámara de Comercio y responsable del área.

Alivio relativo

La hostelería y el comercio de León se ven frenadas por la falta de movilidad interprovincial

La apertura en este sector es casi total, pero la mayor parte de los trabajadores siguen en Erte. «Va muy lento. Empezó muy bien las dos primeras semanas porque la gente tenía ganas de acercarse a su comerciante de proximidad pero ahora se ha ralentizado», explica. El comercio no culpa solo a las restricciones de movilidad. «Notamos que la gente tiene un poco de miedo a salir», comenta Alonso.

Las expectativas están puestas en el decaimiento del estado de alarma a partir del 21 de junio. «Nos hace falta el visitante de fuera. El tránsito entre provincias. De momento no hay capacidad para sacar a la gente de los Ertes», apostilla.

Desde el sector se han pedido medidas de impulso al cuidado de la ciudadanía, que «hagan ciudad», con efectos sobre el pequeño, como puede ser bonificaciones en la ORA y otras similares de cara a reactivarlo con la entrada en vigor de la ‘nueva normalidad’. «El turista tiene que llegar por ser una ciudad atractiva para los ciudadanos», apostilla.

Las 460.000 residentes en la provincia, que entraron en dos tandas en la fase 2 (primero el área de salud del Bierzo y luego león) coge el compás del 70% de la población española. Tres de cada cuatro españoles (34 millones) que estarán el próximo lunes en la fase 3 de la desescalada y solo la Comunidad de Madrid, las áreas sanitarias de Barcelona y Lleida y las provincias castellanoleonesas de Salamanca, Ávila, Segovia y Soria seguirán en fase 2.

En dos velocidades

La desescalada en dos velocidades ha causado malestar en algunos sectores de la Comunidad, como es el caso de los empresarios de Ávila, que expresaron ayer su malestar porque esta provincia quedara atrás tras señalar que la proximidad a Madrid no puede ser una razón válida.

La modulación que cada autonomía introduce en su desescalada hace que en Castilla y León no se permita aún el ocio nocturno, a pesar de que es una de las actividades contempladas en la fase 3 de la desescalada programada por el Gobierno. Otras medidas como el aumento del aforo para las bodas y celebraciones se notarán a medida que avance el verano.

León entra en fase 3 con más frío que calor