jueves. 06.10.2022
Actividad en las iglesias

El Mercado estrena la reapertura al culto público con el primer funeral

El papa Francisco celebró ayer la primera misa permitida en Italia con mascarilla ante treinta fieles
Limpieza en la Basílica de San Pedro. DIVISIONE PRODUZIONE FOTOGRAFICA

Las más de 700 parroquias de León retomaron ayer la actividad después de 65 días de confinamiento y cerradas al culto público durante casi todo este tiempo. El obispo Julián López ha pedido que a la entrada y salida se facilite gel hidroalcohólico, que los accesos se ordenen para mantener la distancia social, que será de metro y medio a la hora de comulgar, después de que el sacerdote también se higienice las manos.

. Como nota de precaución, los sacerdotes mayores no repartirán las formas sagradas, sino que serán sustituidos por ministros extraordinarios, y el típico ritual de la paz no consiste en un abrazo o apretón de manos, sino que se reemplaza por otro gesto.

Precisamente ayer se celebró en León la primera misa funeral en la iglesia de Santa María del Camino y cuando las circunstancias lo permitan, se anunciará un gran acto en la Catedral leonesa en memoria de todos los fallecidos, aunque la Iglesia ha empezado a hablar con las familias para celebrar los funerales individuales que se quedaron en un responso.

Oración y cercanía
El papa Francisco elogió a Juan Pablo II por estar con la gente como un pastor y no alejado como un jerarca

En Roma, el papa Francisco celebró ayer la primera misa permitida en Italia con fieles, que estuvo dedicada al centenario del nacimiento de Juan Pablo II en la basílica de San Pedro, que también se abrió a los visitantes tras 69 días de cierre debido a la pandemia de coronavirus. La basílica permanecía cerrada a fieles y visitantes desde el 10 de marzo cuando se decretó el cierre total del país debido al Covid y el Vaticano también aplicó estas medidas.

Sólo se habían celebrado los ritos de la Semana Santa con la presencia del papa pero sin fieles y rezado cada día el rosario. Desde ayer, en Italia se volverá a permitir celebrar la misa con una serie de estrictas medidas de seguridad como el distanciamiento de los fieles y la obligación de llevar mascarilla.

Durante la misa celebrada en la capilla de la tumba del papa Juan Pablo II había unas 30 personas separadas en los bancos, con mascarillas y guantes como es obligatorio. Concelebraron con el papa los cardenales Angelo Comastri y Konrad Krajewski y los monseñores Piero Marini y Jan Romeo Pawlowski.

Francisco en su homilía indicó los tres rastros del «buen pastor» que tenía Juan Pablo II: «Oración, cercanía a la gente y amor a la Justicia. Era un hombre de Dios porque rezaba y rezaba mucho a pesar del arduo trabajo que tuvo para guiar a la Iglesia», dijo el papa argentino.

Elogió que «no era un hombre separado de la gente, por el contrario fue a buscar a la gente y viajó por todo el mundo, encontrándola, porque sino se está con la gente es una jerarquía, un administrador, no un pastor».

También hubo un pequeño coro de religiosas distanciadas un metro. En las misas en Italia, como en León, se ha prohibido que haya coros durante las celebraciones, sí se permite que cante un sólo músico.

El Mercado estrena la reapertura al culto público con el primer funeral
Comentarios